La apreciación cambiaria puede ser un factor que juegue en contra de las principales economías de la región, advierte la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

 

 Reuters

 

PUBLICIDAD

SANTIAGO – La mayor vulnerabilidad que enfrenta hoy América Latina es la apreciación cambiaria por la ola de estímulos económicos del mundo desarrollado, pero su fortaleza es su manejo macroeconómico que le da resiliencia ante la crisis global, dijo la jefa de la Cepal, Alicia Bárcena.

El relajamiento monetario de Europa, Estados Unidos y Japón ha golpeado la competitividad de las exportaciones en la región, por lo que los países del bloque deben evaluar el momento y las medidas para administrar la entrada masiva de capitales, dijo Bárcena en el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina.

“Creo que el factor que preocupa en la región es la apreciación cambiaria. Este relajamiento monetario (…) conspira contra el dinamismo del sector exportador”, dijo la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El desplome de los tipos de interés en las economías desarrolladas empuja a los inversores a buscar mejores retornos en mercados que crecen con más fuerza y ofrecen mayores diferenciales de tasas, como América Latina, pero la llegada de esos capitales ejercen una presión alcista no deseada sobre las monedas.

Brasil ha aplicado controles estrictos a la inversión extranjera y ha intervenido con fuerza en los mercados, mientras las naciones andinas como Colombia y Perú han optado por compras periódicas de divisas con resultados parciales.

“Cobra cada día más fuerza la importancia de valorar el uso de instrumentos para administrar la entrada de capitales. Muchos países están evaluando cómo pueden desincentivar la entrada de capitales a través de encajes, impuestos, porque este diferencial de tasas es un tema muy preocupante”, dijo Bárcena.

“Nunca se había dado un momento de un relajamiento monetario tan intenso y de tanta duración. Eso nos tiene que preparar de otra manera en la región”, acotó.

A esa presión se suma el reciente relajamiento monetario del Banco Central de Japón, por lo que “debiéramos esperar una mayor inversión japonesa hacia la región”, dijo Bárcena.

Para mitigar sus efectos en el mercado cambiario regional, la ejecutiva recordó que están latentes el uso de herramientas como la acumulación de reservas, que pueden ser compensadas con operaciones de mercado, como la emisión de bonos, para reducir el exceso de liquidez.

Otro recurso es el control en la entrada de capitales vía impuestos o la implementación de fondos soberanos en el exterior como los creados por Chile con los ingresos extraordinarios del cobre, su principal exportación.

 

Siguientes artículos

EPN presenta en Internet su estrategia para México
Por

A través, del portal http://pnd.gob.mx/, el gobierno de Enrique Peña Nieto pone al alcance de todos las 5 líneas de la e...