La elección presidencial en México tendrá una transición gradual, ordenada y con un mensaje de estabilidad, pues las instituciones serán un contrapeso a las decisiones de quien resulte ganador, consideró Grupo Financiero Monex.

La subdirectora de Análisis Económico de Monex, Janneth Quiroz, consideró que independientemente de quien gane las elecciones, el nuevo presidente de México implementará cambios en la conducción de política económica, como se ha observado en otros sexenios, los cuales serán graduales, detalló Notimex.

Al dar a conocer las perspectivas bursátiles y económicas 2018, destacó que existen instituciones, como el Banco de México (Banxico), que jugarán como contrapeso para la persona que gane, quien quiera que esta sea.

Lee también: Banxico se dice preparado para diversos escenarios tras elecciones

PUBLICIDAD

Esto garantiza que la conducción de política económica en el país vaya en el sentido de incentivar el crecimiento económico por lo cual, dijo, “esperamos que, como se ha dado en los últimos cambios de gobierno, sea una transición gradual, ordenada y dando un mensaje de estabilidad”.

Informó que Grupo Financiero Monex disminuyó su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana para este año de 2.3 a 2.0%, debido a la incertidumbre sobre el futuro de la relación comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

Junto con el director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex, Carlos González Tabares, anticipó que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se irá hasta 2019, incluso que la propuesta de reforma al acuerdo no se aprobará y la discusión se enfrasque en el Congreso estadounidense.

Explicó que si bien la economía mexicana creció 1.3% en el primer trimestre, beneficiada por el avance del consumo, exportaciones y la reactivación del sector construcción, persiste un ambiente de incertidumbre en la economía.

Te recomendamos: Coparmex insiste en creación de Consejo fiscal para transición de gobierno

Comparó que el escenario actual es similar al de 2017, con ciertos proyectos de inversión detenidos hasta saber el desenlace y futuro del TLCAN, que se retrasará hasta 2019, por lo cual continuará el ambiente de incertidumbre.

No obstante, consideró que en la medida que la economía de Estados Unidos continúe con un buen dinamismo y el TLCAN se mantenga como está, México se verá beneficiado, incluso ya se ha observado una reactivación importante de las exportaciones, de 13% en el primer cuatrimestre del año.

 

Siguientes artículos

Inseguridad aumenta el precio de los productos en México: ANPEC
Por

El 43.77% de los comerciantes afirma que la inseguridad es uno de sus principales problemas, pues son víctimas de extors...