La empresa dijo que parte de la meta que tienen pensada en cinco años dependerá de si el maíz genéticamente modificado tiene futuro en este país.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Monsanto, una de las mayores compañías de semillas y agroquímicos del mundo, espera duplicar sus ventas en México en los próximos cinco años, pero parte de esa meta dependerá de si el maíz genéticamente modificado tiene futuro en el país, dijo el martes un ejecutivo de alto nivel de la empresa.

México está en medio de un fuerte debate, que ha durado años y ahora espera por los tribunales, sobre si dar luz verde o no a la siembra comercial de maíz genéticamente modificado, de la que Monsanto tiene 19 solicitudes en espera de aprobación.

La empresa, al igual que otras grandes compañías de agrobiotecnología, quiere que se abra el uso de este tipo de tecnología en el campo mexicano, asegurando que los productores la desean para elevar el rendimiento de sus cosechas.

“Nuestra intención es poder doblar el negocio de aquí a 2020”, dijo en entrevista con Reuters Eduardo Pérez, director de Asuntos Regulatorios para Latinoamérica Norte de la firma con sede en Estados Unidos.

“Lo que puede ayudar a que la agricultura en general crezca es que exista mayor tecnificación en el cultivo de maíz”, añadió.

Monsanto espera mantener en 2016 en México el nivel de inversión promedio de 20 millones de dólares que ha registrado en los últimos cinco años, que destina a investigación y plantas procesadoras de semillas.

Pérez dijo que la inversión podría crecer en los próximos años si se permite finalmente la siembra comercial de maíz transgénico.

“Lo interesante sería cuando hubiera posibilidades de acceso o de incorporar otras tecnologías, podríamos llegar a duplicar la inversión”, detalló.

“En la medida en que se puedan incorporar nuevas tecnologías, en este caso estamos hablando de maíz genéticamente modificado, o agricultura de precisión o algunas otras innovaciones tecnológicas, seguramente va a requerir inversión adicional”, agregó.

 

Ventas similares en el 2016

Monsanto, cuyas ventas globales fueron de 15,000 millones de dólares (mdd) en su año fiscal 2015, capta el 70% de sus ingresos en México por la venta de semilla de maíz mejorada tecnológicamente, 10% por concepto de herbicidas y el restante 20% de semillas de hortalizas, algodón, sorgo y soja.

Los ingresos en México sumaron 400 mdd en ese período. Para el año fiscal 2016, la compañía espera mantener un ritmo de ingresos semejante.

México produce en su mayoría maíz blanco, que utiliza para consumo humano, en las alrededor de ocho millones de hectáreas que destina al grano e importa al año alrededor de 10 millones de toneladas de maíz amarillo desde Estados Unidos, que emplea para alimento de animales principalmente.

Durante muchos años México, considerado por muchos como la cuna del maíz y uno de los principales productores del cereal en el mundo, ha buscado disminuir su dependencia de las importaciones del grano pero no ha tenido éxito pese a sus esfuerzos.

 

 

Siguientes artículos

Utilidad neta de Grupo México cae 39% en tercer trimestre
Por

La compañía dijo que sus ingresos netos se contrajeron en un 22% hasta 1,912.3 mdd contra el trimestre comparativo del 2...