Monte Rossa es un elixir fácil de beber, se percibe en su cuerpo, no hay nada que explicar.

 

 

 

PUBLICIDAD

Si Italia está al dente en cuanto a noticias gastronómicas, el vino tiene que sobresalir como complemento perfecto e indiscutible para alcanzar una máxima experiencia y comprensión de las cocinas locales, sus intenciones y pensamientos.

Por ello Luca Gardini tiene la inquietud de compartir en la EnoTK lo mejor de sus tours vinícolas. Dicen que tiene una nariz y paladar envidiable, que lo han llevado a ser el mejor sommelier del mundo. Sus recomendaciones son resultado de visitas a las bodegas y plática con los productores que dan certeza de tener lo mejor de este territorio mediterráneo.

Monte Rossa, un exclusivo de casa

Emanuele Rabotti de Monte Rossa tuvo la curiosidad de venir a México para conocer a los comensales que disfrutan de sus espumosos en la EnoTK.  Más allá de la venta Rabotti busca contacto y saber en manos de quien está su producción, “queremos cuidar a la uva pero también al mercado, es importante saber quién lo está bebiendo, por eso nuestro interés de traerlo a México,  conocer a la gente y mostrarle nosotros mismos a Monte Rossa” comenta en entrevista.

Y las reflexiones con Rabotti continuaron mientras compartía un vaso de Cabochon en uno de los vasos diseñados por Gardini destacado por tener un lado más ancho que otro porque como según el propio sommelier lo dice “es para una mejor anatomía de los labios” y esto es cierto, el vino no perdió aromas ni percepción alcohólica durante la cata. A esto dijo Rabotti que “el beber vino es disfrutarse a sí mismo. Es por ello que el trabajo hecho hablará por el viñedo y por mí”.

Monte Rossa es un elixir fácil de beber, se percibe en su cuerpo, no hay nada que explicar, enfatizó Rabboti, “la gente lo entenderá bien”. Este hombre es un enamorado de su tierra porque ahí creció y la entiende mejor que nadie, transmite esa pasión cuando uno le pregunta por su viñedo.

Su filosofía va de acuerdo a todo lo anteriormente dicho, en su universo para ser un gran hombre se necesita fabricar buenos vinos porque son la experiencia e ideas que con el tiempo y el cariño trascienden en cosas simples y entendibles provocando así el placer.

Monte Rossa es un tesoro resguardado en las colinas de Lombardía cerca del lago Iseo, dueño de un terroir único y con una herencia histórica que presumir además de estar localizado en una zona con  Denominación de Origen desde 1967. Son vinos trabajados con uvas locales (Chardonnay, Pinot blanc, Pinot noir entre otras) que nada le piden a una champagne o cava, como resultado: burbujas finas, delicadas tersas en paladar que se pueden disfrutar en la “esquina italiana” como parte de una cava muy especial e irrepetible.

Más información del viñedo de Monte Rossa y sus productos en http://www.monterossa.com/en/index.html

EnoTK

Presidente Masaryk 298 Col. Polanco, 11560 México, D. F.

Horarios

Lun – Mié: 13:30 – 22:00

Jue – Sáb: 13:30 – 0:00

Dom: 13:30 – 18:00

Reservaciones: 55 5281 8212

 

Siguientes artículos

S&P le quita la ‘AAA’ a Holanda; eleva perspectiva para España
Por

El ministro de finanzas de Holanda indicó que esta decisión tendrá pocas consecuencias para el costo de financiación de...