El tiburón de Wall Street demanda mayores dividendos de su participación en Apple, que de por sí es de las más altas del mercado.

 

Por Steve Schaefer

 

PUBLICIDAD

Desde que instituyó un dividendo y lanzó su programa de recompra de acciones en 2012 Apple ha expresado su compromiso de mantener el flujo de efectivo a hacia los accionistas, pero el ritmo de retorno de capital no ha sido lo suficientemente rápido para algunos inversionistas de alto perfil, entre ellos los connotados multimillonarios David Einhorn y Carl Icahn. Ahora la agencia de calificación Moody’s advierte que el financiamiento de esos retornos mediante el endeudamiento adicional en los mercados de deuda podría tener consecuencias.

En una nota jueves, Gerald Granovsky, de Moody’s, advirtió que la empresa “se enfrentaría un incremento en el riesgo crediticio si tratara de emitir significativamente más deuda para dar respuesta a los llamados para aumentar los retornos a los accionistas.”

Esto no quiere decir que Apple no podría sumar carga a su deuda de forma segura. Moody’s, que califica a la compañía un escalón por debajo de la máxima categoría, en Aa1, espera que la compañía pida prestados entre 20 y 25,000 millones de dólares (mdd) en los próximos dos años después de pedir prestados 17,000 mdd a principios de 2013, pero Granovsky dice una carga de deuda muy encima de 37 o 42,000 mdd aumentaría el riesgo crediticio.

Tal escenario sería “contrario al perfil financiero altamente conservador esperado de las firmas calificadas con Aa1”, dice Granovsky en el informe. “En un momento determinado, demasiada deuda absoluta sería incompatible con la calificación de Apple, no importa cuán grande sea su reserva de efectivo.”

Es precisamente esa reserva de efectivo la que ha atraído a personalidades como Icahn. Cuando las acciones de Apple empezaron a repuntar en septiembre de 2012, por arriba de 705 dólares por acción, pocos inversionistas estaban preocupados por su reserva de efectivo de 12 cifras. Pero cuando los títulos comenzaron a estancarse hasta su mínimo de 385 dólares de abril, los fondos de riesgo comenzaron a exigir una rebanada más grande de ese pastel.

La presión, que llegó primero de Einhorn y más recientemente de Icahn, se ha hecho más patente en la medida que Apple se ha catapultado sobre otras empresas de tecnología en lo referente a compartir su generosidad con los accionistas. Como la tabla de abajo muestra, el retorno de capital de Apple sobre una base final de 12 meses ha superado al de empresas como Microsoft, Cisco Systems y Hewlett -Packard, así como los rivales de teléfonos inteligentes Samsung y Google, el último de los cuales ni siquiera paga un dividendo.

 Remuneración a accionistas de Apple y su competencia como porcentaje de su efectivo e inversiones.


Remuneración a accionistas de Apple y su competencia como porcentaje de su efectivo e inversiones.

Icahn intervino de nuevo esta semana, comprometiéndose a presentar una propuesta de los accionistas pidiendo una votación sobre qué hacer con el dinero de la compañía. A través de su cuenta de Twitter, Icahn dijo que la propuesta no requeriría la recompra masiva de 150,000 millones de dólares en acciones que la compañía había anunciado públicamente con anterioridad en una reunión con el jefe de Apple, Tim Cook.

A pesar de que las acciones de Apple se han rezagado este año —la acción ha subido un 7% este año frente al 25% del S&P 500— el flujo de caja de la compañía se ha mantenido en un excelente nivel. Una parte cada vez mayor de ese dinero proviene del extranjero, lo cual hizo necesario el endeudamiento para financiar una parte de retorno del capital (evitando así los impuestos de repatriación).

Moody’s advierte que una divergencia constante entre las entradas de efectivo del extranjero y “podría mermar la capacidad [de Apple] para mantener los saldos de efectivo mínimo en Estados Unidos.”

Un elemento que podría inclinar aún más ese equilibrio es un acuerdo para vender iPhones a través el mayor operador de telefonía móvil de China, China Mobile. El Wall Street Journal informó la noche del miércoles que el acuerdo ya ha sido firmado.

Es importante destacar que las expectativas de Moody’s para que Apple genere al menos 25,000 millones en efectivo al año durante los próximos tres años no es contingente en nuevas categorías de productos, como una televisión tan esperada, que son siempre un comodín cuando se trata de aumentar los ingresos de la compañía.

 

Siguientes artículos

Ford presenta su nuevo Mustang
Por

La versión 2015 del pony es más arrogante e incorpora nuevas funciones tecnológicas. Habrá tres versiones, de 8, 6 y 4 c...