La calificadora prevé que el gobierno federal será capaz de distribuir las participaciones para estados en 2015 aún si el precio promedio del crudo mexicano cae a 40 dólares por barril.

 

Los menores ingresos petroleros en México generados por la caída en los precios del petróleo no impactará la calidad crediticia de las entidades federativas, no obstante sus finanzas podrían verse presionadas si los precios bajos del petróleo continúan hacia 2016, advirtió Moody’s.

PUBLICIDAD

La agencia enumeró tres factores que pudieran presionar las finanzas públicas de los estados, como son una caída potencial en las transferencias federales en caso de que el gobierno federal revise sus supuestos de precios petroleros a la baja; una reducción o modificación al régimen fiscal de la gasolina y una merma considerable del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF).

“Las estrategias de cobertura del gobierno federal, el IEPS a los combustibles, y el fondo de contingencia protegerán los ingresos de los estados si los precios del petróleo permanecen bajos durante 2015”, indicó Francisco Vazquez-Ahued, analista de Moody’s.

Asimismo, la calificadora prevé que el gobierno federal será capaz de distribuir las participaciones en 2015 aún si el precio promedio del crudo mexicano cae a 40 dólares por barril.

En este mismo sentido, Moody’s estimó que en 2015 no se utilizará el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF).

Moody’s explicó que una tendencia que está ayudando en la protección de los estados es la reducción de la porción de las participaciones que se fondea con ingresos petroleros, tendencia que continúan a la baja para alcanzar 24% de las participaciones en 2014 de 35% en 2006.

 

Siguientes artículos

banxico-fachada
Reservas internacionales logran nuevo máximo histórico: Banxico
Por

La base monetaria aumentó 16,252 millones de pesos (mdp), sin embargo la cifra alcanzada por la base monetaria al 30 de...