Debido a que la primera economía de América Latina se enfrenta en un estancamiento, la agencia bajó a “negativa” desde “estable” su perspectiva de calificación y aseguró que la nota se podría reducir, si ve señales de que el próximo Gobierno no tiene intenciones de endurecer la política fiscal.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

RIO DE JANEIRO  – La agencia Moody’s dijo el martes que podría rebajar la calificación de crédito de Brasil dentro de los próximos dos años, lo que aumenta la presión sobre el ganador de la elección presidencial de octubre para modificar el curso de la política económica.

Moody’s bajó el martes a “negativa” desde “estable” su perspectiva de calificación de Brasil. La agencia dijo que podría reducirla si ve señales de que el próximo Gobierno no tiene intenciones de endurecer la política fiscal y si el crecimiento se mantiene en un rango bajo de un 1 a un 2%.

Actualmente, los bonos gubernamentales de Brasil tienen una calificación Baa2, dentro de grado de inversión.

“Si el deterioro de las métricas de crédito claves del país, en particular los indicadores de deuda fiscal y del Gobierno, siguen sin revisarse durante los dos primeros años del Gobierno próximo, puede arruinar de modo significativo la solvencia de crédito de Brasil”, dijo Moody’s en un comunicado.

Los brasileños irán a las urnas el 5 de octubre y uno de los principales temas de las campañas es el eventual endurecimiento de la política fiscal. La principal rival para la presidenta Dilma Rousseff, que postula por la reelección, es la ambientalista Marina Silva, que estaría más dispuesta a reducir el gasto del Gobierno.

“Si bien otros países de América Latina también han reportado tasas de crecimiento en descenso, la desaceleración en Brasil ha sido más pronunciada y prolongada, lo que Moody’s cree que se debe a factores idiosincráticos que mayormente reflejan debilidad doméstica”, agregó la agencia en su comunicado.

El real brasileño ampliaba sus pérdidas frente al dólar luego del anuncio de Moody’s. Muchos analistas consideran que el recorte en la calificación es casi inevitable.

A las 1615 GMT, la moneda caía un 0.79% a 2,2835 unidades por dólar tras hundirse brevemente más de un 1%.

Bajo el Gobierno de Rousseff, el crecimiento económico de Brasil se ha frenado a un promedio de menos de un 2% al año, con una recesión en la primera mitad de 2014. El alto gasto del Gobierno, además, llevó a un incremento en la deuda del país.

“La rebaja se producirá a comienzos del año próximo”, dijo Marcos Casarin, economista de Oxford Economics en Londres.

“La situación fiscal no mejorará hasta el primer trimestre del año próximo y podría incluso empeorar cuando sepamos cuán profundo es ese hoyo (fiscal)”, agregó el economista.

A fines de marzo, Standard & Poor’s bajó su calificación crediticia soberana de Brasil cerca de territorio especulativo.

 

Siguientes artículos

OMS registra al menos 2,296 muertes por ébola
Por

La Organización dijo que al menos 200 de las nuevas muertes por la enfermedad se habían registrado hasta el 6 de septiem...