La calidad crediticia de las empresas de México se mantendrá estable pese al riesgo político que implican las elecciones presidenciales de 2018, consideró Moody’s.

La agencia calificadora indicó que la economía del país seguirá con su modesto crecimiento, aunque la inflación continuará por arriba del objetivo del Banco de México hasta finales del próximo año.

“En el futuro, Moody’s espera que aumente el riesgo político local de México conforme se acercan las elecciones presidenciales en julio de 2018, las cuales esperamos que sean una campaña reñida, con base en la baja popularidad de la administración saliente y las señales de mayor apoyo para candidatos populistas”, señaló.

No obstante, la agencia destacó que hay indicadores económicos positivos en el país.

PUBLICIDAD

“Hacia el 2018, el consumo privado estará soportado por una sólida disponibilidad del crédito y remesas y un fuerte mercado laboral. Una recuperación de la producción industrial en Estados Unidos generará beneficios para exportadores mexicanos”, apuntó Moody’s.

Asimismo, expresó que la mayor claridad que hay sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha reducido notablemente los riesgos externos para México, lo cual es un buen indicio para ciertas compañías mexicanas exportadoras.

 

Siguientes artículos

wall-street
El Dow Jones toca por primera vez las 22,000 unidades
Por

Por su parte, la BMV también inició con ganancias y su indicador líder avanza un 0.28% tras las primeras operaciones del...