Moody’s mantuvo la calificación nacional Aaa.mx de México y A3 en su escala global con perspectiva negativa.

“La decisión de mantener una perspectiva negativa refleja preocupaciones referidas a la posibilidad que choques externos provenientes de cambios en las políticas comerciales de Estados Unidos tengan un impacto negativo en la actividad económica que llegara a afectar el proceso de consolidación fiscal”, detalló la calificadora de riesgo en un comunicado.

El factor clave detrás de la decisión de reiterar la nota fue una disminución notoria en el riesgo de que se materialicen pasivos contingentes que provienen de Pemex en comparación con lo contemplado cuando tuvo lugar nuestra última acción de calificación.

La firma reconoció que el gobierno mexicano ha logrado avances estructurales en su programa de consolidación fiscal a pesar de un débil desempeño económico.

Los ingresos fiscales del gobierno aumentaron 11.9% en términos reales durante 2016, como resultado de:

  • los efectos de la reforma tributaria adoptada de 2013
  • El diferimiento de los pagos fiscales que vencían en 2016
  • El repunte en la formalidad laboral
  • El aumento de los ingresos tributarios más que compensó la reducción de los ingresos petroleros
  • El gasto corriente aumentó solo 1.4% en términos reales debido a la contención de gastos que involucró una menor compra de bienes y servicios, y una baja significativa en la inversión pública.

 

¿Qué hay detrás de la perspectiva negativa? 

Moody’s opinó que la renegociación del TLCAN es altamente probable y generará solamente cambios moderados al tratado.

“Nuestro escenario base contempla que el gobierno de Estados Unidos busque hacer cambios limitados al TLCAN, enfocándose principalmente en el tema de las reglas de origen y en el mecanismo de resolución de disputas, de tal forma que el impacto sobre la economía y las cuentas fiscales sea moderado y los indicadores crediticios soberanos no se ven afectados de manera significativa”.

No obstante, la calificadora no descarta que Estados  adopte medidas más amplias que distorsionen el comercio bilateral y tengan implicaciones negativas sobre el desempeño económico y fiscal. “Un escenario más adverso, en el que las condiciones del TLCAN se modifiquen de manera substantiva, pudiera ocasionar un deterioro importante en los indicadores crediticios de México. La economía mexicana ha reportado crecimiento por debajo de las expectativas que teníamos cuando la calificación fue elevada a A3 en 2014 y actualmente esperamos que esta situación se mantenga”.

La perspectiva negativa de la calificación contempla que las negociaciones del TLCAN pudieran no ser favorables, resultando en un escenario distinto al que Moody’s tiene como base, provocando un crecimiento aún menor al esperado y llevando a que los indicadores de deuda no se estabilicen en 2018.

“La perspectiva negativa también refleja que un incremento en los riesgos percibidos por los inversionistas previo a la conclusión de las negociaciones del TLCAN al cierre de 2017 o principios de 2018, pudiera comprometer la estabilidad macroeconómica y financiera, directa o indirectamente, llevando a que el crecimiento se encuentre por debajo de las tasas relativamente bajas que esperamos para los próximos dos años”.

¿Qué puede cambiar la calificación de México?

Moody’s consideraría revertir la perspectiva a estable si la renegociación del acuerdo comercial trae cambios que sólo tienen un impacto limitado en las perspectivas económicas y fiscales de mediano plazo de México, resultando en una reducción significativa en la percepción de riesgo de los inversionistas

“Podría generarse presión al alza en la calificación de México si se registra un crecimiento mayor al esperado ante una continua implementación de las reformas estructurales que permita al gobierno crear colchones fiscales y reducir de manera más significativa las razones de deuda”.

Por contrapartida, podría generarse presión a la baja en la calificación de México si se llegara a dar una modificación extensiva en el TLCAN que dé lugar a inestabilidad macroeconómica y lleve a un mayor deterioro en las tasas de crecimiento, poniendo en peligro el programa de consolidación fiscal, impidiendo que se logre estabilizar la deuda del gobierno.

 

Siguientes artículos

aeromexico-aerolineas-primera maleta
Profeco va contra aerolíneas por cobro de primera maleta en vuelos a EU y Canadá
Por

La dependencia consideró que el cobro recientemente implementado viola el reglamento de la Ley de Aviación Civil.