Aunque vivimos en un país con más de una centena de festivales y muestras, según datos del IMCINE, pocos logran cumplir una década funcionando e innovando en cada una de sus ediciones. Asimismo, pocos se convierten en una plataforma que produce películas, programas de radio, un canal de televisión, revistas y contenido informativo como Mórbido lo ha hecho a lo largo de su existencia.

Nos sentamos con Pablo Guisa, CEO de Mórbido, para charlar sobre los retos del festival en su presente edición, su programación, su afición por el cine y el futuro que le depara a la plataforma. Esto fue lo que nos comentó:

¿Qué sentimientos te provoca el cumplir diez años con el festival?

Es un triunfo, no sólo a nivel personal, sino para todo el equipo. Todos los que trabajamos en esta oficina llevamos 11 años trabajando en esto, porque la primera edición nos costó 2 años ponerla en orden. Nunca pensamos todo lo que iba a suceder, no me refiero a lo negativo porque somos productores y sabemos que en la producción todo tiende a salir mal.

PUBLICIDAD

Me refiero a lo que ha pasado de manera positiva, el desarrollo que ha tenido Mórbido no como festival sino como plataforma. Los invitados que hemos tenido, los amigos que hemos logrado hacer, es un triunfo comunitario.

Es un triunfo para la industria en general del cine de género en México, hemos crecido de la mano y ahora tienen un festival que es una ventana digna, propia, que trae a personalidades de todo el mundo para ver cine en casa.

¿Cuál ha sido la clave para mantenerse activos 10 años?

La clave es el trabajo. El 60% es trabajo constante, duro, 365 días al año. Eso quiere decir que llevamos más de 3,600 días ininterrumpidos de trabajo. El talento, el gusto por lo que hacemos también influye, pero no pasa del 40%. Hay que trabajar duro y ser siempre profesional en lo que haces, seas un festival pequeño en un pueblito o en una de las ciudades más grandes del mundo. Tienes que ser desde el día uno hasta el tres mil un profesional.

Hace unos años se mudaron a la Ciudad de México, ¿cuál ha sido el reto más grande para Mórbido en su nueva sede?

Sin duda, las dimensiones. Aquí es un reto por la cantidad de gente, la transportación y la logística que eso implica. Nosotros habíamos estado en sedes que mantenían todo en una distancia caminable, era más sencilla la logística. Todo estaba a cinco o 10 minutos máximo caminando. Esta ciudad está diseñada para los autos y hay muchos más de los que debería haber.

Aunque, tienen muchas cosas positivas, como la gran cantidad de venues que podemos tener y la cantidad de público que puede asistir. Sobre todo los jóvenes que no pueden viajar de un lugar al otro. Es nuestro segundo año en la CDMX y ya le empezamos a tomar sentido. Tenemos un paquete de sedes que están en una zona de la ciudad que, si bien no están a distancias caminables, sí están a un viaje corto en auto.

¿Cuál es la diferencia entre Mórbido y otros festivales de su tipo?

A nosotros nos gusta generar experiencias, no sólo mostrar películas. Tenemos a 32 invitados internacionales y muchos nacionales. La diferencia entre una función normal y de un festival es tener al director, guionista, productor o los actores para poder charlar sobre la película.

Además, Mórbido es un festival muy lúdico que a pesar de llevar el cine como primer apellido, nosotros nos concentramos en todas las artes porque el cine es la conjunción de todas, entonces vale la pena celebralas. Hay música, presentaciones literarias, lucha libre, exposiciones y, también, somos un festival de cine que no inaugura con una película, es un espectáculo con música, bailarines, vestuario. Es una manera distinta porque Mórbido es distinto.

¿Cuáles son los platos fuertes?

Esa es una pregunta complicada. Mórbido es un festival que sólo tiene 52 películas este año. Hay muchos festivales que tienen 150, 200 películas, eso permite tener una programación mucho mayor, con todo. Tener músculo, venas, carne, hueso, grasa, etc. Mórbido es puro músculo, somos vampiros y eso es lo que más sangre tiene. Desde el principio decidimos hacer un festival conciso, compacto, pero fuerte.

El plato fuerte, obvio, son las películas que tienen invitado. Independientemente de que tenemos títulos enormes de los mejores festivales del mundo (Sundance, Tribeca, Locarno, Cannes), aquellas con invitados son más fuertes por la experiencia. Tenemos invitados como Roger Corman, el productor más importante vivo, cambió el juego en Hollywood y le dio su primera oportunidad a muchos. 91 años, 500 películas producidas. Es la cereza del pastel.

La legendaria actriz Barbara Crampton también viene a presentar película con nosotros. Todo el cine mexicano y latinoamericano destaca donde se presente. Las 52 películas que traemos están en la programación con algo. Por nuestra alianza con Cinepolis, pantallas no nos faltan. Podríamos tener 250 películas sin problemas, es por convicción que lo hacemos. Todas las películas son fuertes. Destacaría la copia remasterizada en 4K de Suspiria, uno de los clásicos del maestro Dario Argento, es la primera proyección de esta película en México y la segunda en América Latina. Fue complicado conseguirla, pero la vamos a presentar. Es el postre, porque arrancamos con Corman y terminamos con esa película el 31 de octubre.

¿Cuál es el primer recuerdo que tienes de Roger Corman?

La primera película de Corman que yo vi es La máscara de la muerte roja, con Vincent Price. Él es un actor fetiche que yo tengo, además es un texto de Edgar Allan Poe. ¡Cuando los juntas con Roger Corman! Es una película de los albores del color, entonces todos los involucrados estaban experimentando con cómo comunicar el color.

Es una película de colores muy vivos, el rojo del personaje principal, las fiestas, son tonalidades surrealistas. Yo era un niño cuando vi esa película, como cuando a los bebés les ponen dibujitos y se quedan hipnotizados. La máscara de la muerte roja me hipnotizó y nunca me pasó por la cabeza que iba a poder otorgarle un homenaje a su director en un proyecto que empezó hace diez años, sin duda es mi pasión. Ha sido un apostolado a favor del terror, mi vida es expandir el terror a todos lados.

¿Cuáles son los retos de Mórbido a futuro?

Creo que retos son muchos porque somos ambiciosos. Hoy no somos sólo un festival, somos una plataforma con más de 3.8 millones de seguidores. Tenemos un programa de radio, una revista y a partir de enero del 2017 somos un canal de televisión. Tenemos que consolidar la plataforma establecida, también producimos películas y ahora incursionamos en la distribución en cines.

El próximo año será complicado para todos por lo que está pasando con nuestros vecinos del norte (EU), más el proceso de las elecciones. Tenemos que seguir avanzando en países latinoamericanos, consolidar al mundo de habla hispana que gusta del terror por medio de una plataforma que se llama Mórbido.

Es un año que se antoja turbio, el primer reto será que todos sobrevivamos al 2018.

Pueden consultar la programación de Mórbido International Film Fest en: morbidofest.com

 

Contacto:

Twitter: @pazespa

Tumblr: pazespa

Página web: Butacaancha.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

ecommerce
Tiendas de lujo: ¿cómo son diferentes?
Por

El punto de venta hoy o una tienda de lujo es el lugar para vivir una experiencia. Ya no es un destino para hacer una tr...