Con pantallas más grandes y varios cambios debajo del cofre, Motorola tratará de mantenerse a flote en la guerra de los smartphones.

 

Tras su venta a Lenovo por parte de Google, Motorola intenta dejar claro que no piensa ceder ni un ápice de lo ganado durante los últimos meses en el mercado de los smartphones, particularmente dada la buena recepción que han tenido sus equipos, por lo que anunció hoy la actualización de su flagship, el Moto X y el Moto G, su apuesta de categoría media.

 

PUBLICIDAD

Moto X

El buque insignia de la compañía tiene ahora un procesador Qualcomm de cuatro núcleos a 2.5 GHz, 2 GB en RAM, una pantalla de 5.2 pulgadas (frente a la de 4.7 de su modelo actual), marco de aluminio, sonido estéreo al frente, cámara principal de 13 MP capaz de grabar en 4K y una frontal de 2 MP.

Con respecto a las dimensiones, el nuevo tamaño de la pantalla parece responder más a las condiciones que plantea el mercado más que a la ergonomía y la funcionalidad. Cuando se presentó el primer Moto X, su diseñador, Jim Wicks, dijo que tenía el tamaño ideal para usarse con una mano y lucir bien, ahora parece que la tendencia de displays de mayores dimensiones tiene un mayor peso sobre la configuración final del equipo. No obstante, se agradece que esta vez sí cuente con una pantalla Full HD.

En cuanto al software, continúa teniendo una versión sin alterar de Android, y, según informa Motorola en su página oficial, han realizado diversas mejoras a la interacción con el teléfono a través de comandos de voz que permitirán hacer uso de diversas aplicaciones.

Las cámaras recibieron un buen impulso con la principal dando el salto de 10 a 13 MP y la posibilidad de grabar en 4K; el flash cambió de posición para rodear por completo al lente, lo cual, junto con sus nuevos acabados de metal, policarbonato, madera o cuero, hacen lucir al nuevo modelo bastante diferente del actual.

La gran variedad de opciones para configurar el equipo hace pensar que México será uno de los primeros países en recibir el Moto X, pues apenas hace un par de meses se lanzó el Moto Maker, es servicio de personalización de Moto X.

También hay malas noticias, Motorola decidió no integrar una ranura de expansión de memoria en su flagship, así que los usuarios tendrán que seguir conformándose con los 16 GB del modelo básico y 32 GB en el personalizado a través del Moto Maker.

El precio de venta del Moto X en Estados Unidos será de 500 dólares.

[youtube id=”uSAs0-ur6sc” width=”620″ height=”360″]

 

Moto G

La nueva versión del modelo de gama media tiene también una pantalla más grande, ahora de 5 pulgadas, un procesador más poderoso, 1 GB en RAM y bocinas estéreo al frente.

Este modelo, al igual que su predecesor, carece de las funciones de reconocimiento de voz, pero en lo restante tiene un desempeño más que aceptable que ahora incorpora conectividad LTE.

[youtube id=”D–bEp8i_tc” width=”620″ height=”360″]

 

Siguientes artículos

Motorola presenta su smartwatch: el Moto 360
Por

La compañía, vendida por Google a Lenovo hace unos meses, presentó su tan anunciado Moto 360, que incluye funciones de m...