Con MotoMaker los usuarios podrán crear su propia versión del Moto X eligiendo entre más de 4,000 combinaciones posibles. México es el tercer país donde se lanza la plataforma, después de EU y Alemania.

 

Cuando Motorola anunció la llegada de su Moto X a mediados de 2013 lanzó una aplicación en línea, exclusiva para Estados Unidos, la cual permitía al usuario elegir entre múltiples combinaciones de colores. A principios de julio de este año, esa plataforma llamada Motomaker fue habilitada en Alemania y hoy llega a México, el tercer país en el mundo en contar con esa alternativa.

Por el momento a través de Motomaker sólo se pueden personalizar equipos en esquema de pospago con Telcel, los cuales serán gratuitos en un plan Telcel 1000 para el modelo de 16 GB y a un precio de 499 pesos por el modelo de 32 GB en el mismo plan, explicó Rudinei Kalil, VP y GM de Latinoamérica de Motorola Mobility durante el evento de lanzamiento, celebrado hoy en una galería de la Ciudad de México.

“Hemos descubierto que los usuarios mexicanos valoran mucho los colores y la personalización, por lo que a través de Motomaker tienen más de 4,000 combinaciones posibles”, dijo, y señaló que por lanzamiento el acabado de madera, que en EU y Alemania tiene un cargo que ronda los 50 dólares, no tendrá costo alguno.

 

¿Cómo funciona?

1. Es necesario acudir a un Centro de Atención Telcel a contratar el plan y elegir la versión deseada (16 o 32 GB), donde se recibe un PIN para hacer el pedido en línea.

2. Desde una computadora personal, se introduce el PIN y se personaliza el equipo, eligiendo primero el estilo (colores y acabados de las partes delantera, trasera y los detalles, así como una firma personalizada que será gravada con láser en la carcasa), y luego las funciones (saludo, fondo de pantalla y sincronización con la cuenta de Google).

3. Ingresar nombre y dirección de entrega.

4. Esperar aproximadamente 7 días para recibir el equipo.

Kalil enfatizó que, en caso de que no estén conformes con su elección, los usuarios tendrán hasta 14 días para acudir al CAT y solicitar un cambio de equipo sin costo alguno.

A diferencia de Estados Unidos, en donde se puede elegir si se compra un equipo en pre o pospago y con qué operador se desea el servicio, por el momento sólo es posible hacerlo a través de Telcel con plan, pero Kalil adelanta que ya están en negociaciones con todos los operadores para dar más opciones.

Lo que no cambiará será el tiempo de entrega, pues mientras que en EU es de un par de días en México es de una semana, pero ese tema es logístico. A pesar de ello, Kalil dijo en entrevista con Forbes México que las expectativas de la compañía son que Motomaker haga crecer las ventas del Moto X en 30%.

motomaker_1

 

De Texas a China

La llegada de Motomaker a México se da a unas semanas de que la compañía anunciara el cierre de su planta de producción en Texas, lo cual planteó serias dudas sobre la viabilidad del modelo de personalización. Sin embargo, Kalil explica que la decisión fue “puramente de negocios, de asegurarnos que tenemos costos más bajos y aprovechar la infraestructura que tiene Lenovo”, la empresa que compró Motorola a Google por 2,910 mdd hace algunos meses.

“El modelo de Motorola es distinto al de Lenovo, Lenovo tiene plantas, nosotros subcontratamos con socios de negocios. En cuanto se cierre la planta de Texas la única diferencia será que los equipos vendrán de China, en el peor de los casos agregará un par de días a la entrega. La estrategia no cambia, es a largo plazo, hoy está con Moto X pero habrá más productos para aprovecharla.”

Kalil rechaza dar más detalles, pero con sus declaraciones sugiere que Motomaker podría ser usado en el futuro para personalizar al sucesor del Moto X (algunos medios especializados ya hablan del Moto X+1) y, quizás, al Moto 360, el smartwatch de la compañía, presentado en la conferencia I/O de Google de este año.

Sobre el 360, el ejecutivo dijo además que en Latinoamérica sólo será vendido en Brasil y México, y aunque no hay una fecha definitiva, espera que llegue a finales de 2014 o principios de 2015.

 

México y Brasil, las estrellas de la región

Con el Moto X Motorola logró meterse de nuevo en la carrera por los smartphones. De acuerdo con cifras del último trimestre de 2013 del mercado mexicano, provistas por The Competitive Intelligence Unit, Motorola ocupaba el séptimo lugar con 7%, no obstante, en 2014 la compañía ha lanzado Moto G y Moto E, sus modelos de gama media y baja, con los que, Kalil afirma, han alcanzado colarse entre los primeros tres lugares:

“Hoy en el mercado mexicano somos uno de los tres grandes. Moto G es el smartphone más vendido de México, Moto X es uno de los tres de su categoría, a ellos se añadirán el Moto E y el Moto G LTE y es muy temprano para hablar de ellos. Estamos entre los tres y nuestro objetivo es ir por el primer lugar. Creemos que tenemos mucha oportunidad, la marca es fuerte en México, Moto G es el teléfono más vendido en todo México, eso nos da confianza de que vamos en el camino correcto.”

México es el segundo mercado más grande en Latam para la compañía, detrás de Brasil, Kalil recuerda que Motorola salió de Centroamérica hace un par de años y regresó a principios de 2014 con Moto G y tiene planes de lanzar Moto E para finales del tercer trimestre.

¿Habrá Motomaker en Centro y Sudamérica? Es poco probable, “el lanzamiento del Moto X requiere de una venta asistida y por el momento no contamos con la estructura para lograrlo. En la región vamos por el camino seguro, que es el de gama media y de entrada”, concluyó Kalil.

 

Siguientes artículos

Migración a otros negocios impulsa ventas de IBM
Por

Las ventas totales cayeron un 2% a 24,400 mdd en el segundo trimestre, pero por arriba de los 24,100 mdd esperados....