En exclusiva, platicamos con el presidente de Motorola Mobility, el hombre a cargo de la empresa que compró Lenovo a Google por 2,910 millones de dólares el año pasado. Nos habla de sus nuevos productos y de la estrategia de negocios que hasta el momento los ha llevado a reconquistar a las masas.

 

Tecnología premium para la gente con un presupues­to limitado, ésa es la fórmula que sigue Rick Osterloh, el presidente de Motorola Mobility desde antes que Google los vendiera a la china Lenovo por 2,910 millones de dólares (mdd) en octubre de 2014, y es la fórmula que la empresa que desarrolló el primer teléfono móvil seguirá aplicando para sobrevivir y sobresalir entre la competencia.

PUBLICIDAD

“Una de las tendencias más importantes, que creo que comen­zamos con Moto G, fue básicamente tratar de terminar con la tiranía de los teléfonos high end caros”, dice Osterloh durante una videollamada desde Brasil. “Hemos estado enfocados en ofrecer gran valor para nuestros usuarios, es nuestro objetivo principal, ofrecer expe­riencias premium, a buen precio. El año pasado crecimos 118%, siguien­do esta filosofía general. Creemos que continuaremos haciéndolo. Realmente está funcionando”.

La entrevista con forbes se rea­liza unos días antes del 28 de julio, fecha en que simultáneamente en Brasil, Nueva York y Londres, lan­zaron la tercera generación de su teléfono más vendido en la historia, el Moto G.

“Estoy muy emocionado por el nuevo Moto G, éste ha sido nuestro producto más vendido en todos los tiempos”, dice Osterloh. “Tiene una pantalla de 5 pulgadas, Gorilla Glass. Tiene muchas cosas interesantes, por ejemplo, está listo para LTE, es decir, es a prueba del futuro”.

Rick Osterloh, quien fuera vice­presidente de Skype, habla durante varios minutos de su nuevo dispositivo, como si fuera un vendedor que no te dejará ir hasta que le entregues tu tarjeta de crédito. Le pedimos que destaque lo mejor de este nuevo producto:

“Tiene esta interesante capa­cidad de resistir al agua, puede sumergirse hasta un metro durante 30 minutos. Y no le pasa nada, sin necesidad de estas horribles fundas y empaques, no los necesitas, hicimos una gran ingeniería”.

Tiene suficiente batería para todo un día y una cámara muy so­fisticada, así como gran protección contra las raspaduras y los golpes.

“Algunos fabricantes están haciendo teléfonos más delgados, lo cual resulta una tontería, pues acortan la vida de la batería. No es bueno para el usuario, ellos necesitan un teléfono que dure al menos un día, necesitan un teléfono que le dure la batería. Muchos de estos teléfonos delgados se rompen fácilmente en tu bolsillo, absoluta­mente tienen problemas con la vida de la batería, y van en una dirección diferente. Creemos que hay muchos usuarios que prefieren la dirección que nosotros estamos tomando. Gran batería y durabilidad del equipo”.

Además del Moto G, también presentó el Moto X Play y el Moto X Style.

“México es un mercado crítico, es un mercado con grandes oportunidades, creemos que en este momen­to estamos contentos con lo que estamos haciendo en México, pero lo podemos hacer mejor. Creemos que estos tres nuevos productos nos ayudarán a conseguir eso, porque Moto G será un gran y perfecto producto mainstream, el Moto X Play, del que te conté un poco, será una nueva entrada. La otra versión del Moto X, el Style, competirá muy bien contra otros teléfonos estandarte, será perfecto para los que quieren un teléfono high end: bajo precio, y mejores aplicaciones que incluso un iPhone 6 Plus”, asegura Oster­loh durante la charla.

El presidente de Motorola Mobi­lity dice que con estos tres pro­ductos están probando que puedes tener el software de los modelos más sofisticados, a buen precio. Puedes poner el teléfono en modo dormir o conducir, para que no seas interrumpido. Todo esto obedece a estudios de mercado centrados en los usuarios de teléfonos celulares, investigaciones que dice Osterloh que lo han sorprendido, incluso a él, que lleva tantos años en la industria.

“Los consumidores tienen una relación muy íntima con sus teléfonos, tratamos de entender esa relación un poco mejor, hemos encontrado a través de extensivas investigaciones, que 84% de las personas no pueden estar ni un solo día sin su teléfono. Ni un día sin teléfono”.

Agrega que 60% de la gente duerme con su teléfono a un lado, pero solamente 39%, o cuatro de cada 10, están felices con esta rela­ción de dependencia que cada vez se profundiza más.

“Creemos que hay una gran oportunidad para mejorar. Cuando los consumidores mencionan qué es lo que no les gusta de esa rela­ción, dicen que no les gustan cosas como la duración de la batería, no dura lo suficiente, que el teléfono los interrumpe contínuamente en el momento incorrecto. Y muchas ve­ces no sienten que están recibiendo un gran valor por su dinero. Que sus teléfonos son muy caros para lo que entregan. Estas son algunas de las claves que nos informan acerca de la toma de decisiones sobre los productos que estamos constru­yendo. Queremos ofrecer increíble valor para los usuarios, gran vida de la batería, experiencias premium”.

Sobre la compra de Lenovo, dice que nada ha cambiado, que siguen funcionando igual, con la misma estrategia de negocios que ha implementado y defendido hasta ahora. “En América Latina comen­zamos a experimentar con ambas marcas, Lenovo tiene una gran for­taleza en teléfonos de bajos precios, definitivamente vemos esto como una oportunidad para Motorola, en un nivel de precios en los que no tenemos equipos. Es un trabajo que vamos a explorar, en México y otros países de América Latina”.

Pero en realidad sí están vivien­do grandes cambios al interior de la empresa que, más que verlos como desventajas, los entiende como una gran transformación para ganar.

“Hay dos cambios muy impor­tantes, uno es que comenzamos a aprovechar las capacidades de ven­ta de Lenovo, en regiones alrededor del mundo en donde no vendíamos, ni teníamos vendedores, como Polonia, el Este de Europa. Comenzamos a llegar a países que no alcanzábamos antes. Ese es un cambio que ayuda mucho. Otro es que estamos tratando de integrar nuestra cadena de suministro, Lenovo tiene una negocio de pcs muy grande, un nego­cio móvil muy grande, también tiene teléfonos, se hará una gran sinergia con nosotros en términos de proveeduría, compras, y alianzas de suministro, eso es grande. Lo mejor es que Lenovo tiene una capacidad fantástica de manufacturar, y vamos a aprovechar esas ventajas, para ofrecerle más valor a los usuarios”.

Le recordamos que están muy centrados en Brasil, en Argentina y en México, hablando de América Latina. Pero en los últimos meses la situación económica de estos países, lejos de mejorar, ha empeorado. El tipo de cambio y algunos escándalos de corrupción han pegado en la confian­za de los inversionistas y probablemente han pegado en el bolsillo del consumidor.

“Hay muchas cosas que puedes controlar, yo digo obviamente, mis grandes preocupaciones son alrededor de cosas que no puedo contro­lar, como el problema del tipo de cambio y la economía. Desafortu­nadamente, los precios se van para arriba y los usuarios son los que su­fren. Desearía que ése no fuera el caso. Lo que trato de hacer es enfocarme en la experiencia de los usuarios y los productos, y hacerlos lo mejor que pueda. Es nuestra filoso­fía, entre mejor sean los productos, más exitosos seremos en el mercado. Seguiré enfocado en ello, y trataré de estar menos preocupado por cosas que no puedo controlar, como la econo­mía, el valor de las monedas y cosas como esas”, dice Osterloh cuando le preguntamos qué es lo que más le preocupa de esta situación.

Entretanto, insistimos en la nueva Motorola, como empresa de Lenovo. Y ataja sin titubear: “Es la misma Motorola, definitivamente. Es una fórmula ganadora, la mis­ma, de centrarnos en el cliente. Seguiremos persiguiendo eso, te lo aseguro”.

Le recordamos que Xiaomi per­sigue lo mismo que ellos, calidad y buen precio. Es un fenómeno en Asia, que avanza rápido tomando el mercado que antes se considera­ba exclusivo de un par de marcas. ¿Cómo se prepara para combatir con una empresa como Xiaomi?

“Creo que nosotros ya estamos ahí”, responde. “La gente que creo debería preocuparse son los amigos de Apple, de Samsung, nuestra aproximación siempre ha sido valor, y hacer lo correcto para los consumidores. Xiaomi tal vez persigue esta estrategia, pero no­sotros somos pioneros con Moto G en América Latina. Entonces ellos seguirán persiguiendo”.

motorola_agua

 

Siguientes artículos

Tecnología: un antídoto para la desaceleración económica
Por

La tecnología es el centro de una megatendencia que viene cambiando la forma de consumir, de comunicar y de relacionarse...