cintillo_2013

Texto publicado originalmente el 1 de septiembre

El segmento de los dispositivos móviles crece a mayor velocidad y aceptación entre los video jugadores que las consolas fijas.

 

PUBLICIDAD

Sony, Microsoft y Nintendo, los tres grandes en el mercado de videojuegos, podrían encontrar un nuevo rival. El modelo de juegos para dispositivos móviles tiene un crecimiento acelerado y el potencial de llegar a más público que las consolas fijas.

El valor del mercado global de los videojuegos está calculado en 66,000 millones de dólares (mdd), del cual el 12% corresponde a dispositivos móviles. En cuatro años se espera que el mercado global crezca hasta 78,000 mdd.

Pero el mercado de juegos para dispositivos móviles (smartphones) puede crecer a un ritmo mucho más elevado. Solamente en Estados Unidos, el tipo de jugador que prefiere este segmento es más numeroso, mientras que los ‘gamers’ fieles a las consolas fijas se mantienen o en van retroceso.

En México, los smartphones ya son el primer medio de acceso de contenidos. El país es un gran mercado en el que este tipo de juegos puede llegar a un rango de gente más amplio y que aún no está al alcance de las consolas, que en un futuro pueden ver a los móviles como un rival.

 

Revolución en el mercado

Ayer miércoles Nintendo, otrora líder indiscutible hace 20 años en el mercado de videojuegos, presentó una nueva consola portátil, ‘2DS’, como un intento para revertir las bajas en ventas.

A la compañía japonesa no la ahoga solamente la competencia de Microsoft y Sony, sino que se enfrenta también a los dispositivos móviles, un segmento que se está consolidando con juegos más baratos, o inclusive gratuitos.

A nivel global, el mercado de videojuegos tiene un valor de 66,000 millones de dólares (mdd), de acuerdo con la consultora DFC Intelligence, de los cuales 8,000 mdd corresponden a los juegos para móviles.

En Estados Unidos, una encuesta de la firma NPD a 8,000 jugadores, arrojó que el número de los que prefieren los dispositivos móviles y los ‘omni gamers’, que juegan en distintos sistemas, aumentó contra el de las consolas caseras.

La fuerza que está mostrando este segmento también se ve en el lanzamiento de la consola Ouya, pensada para dispositivos móviles con sistema Android, que ya comenzó a venderse a principios de año.

“Es un modelo de negocio totalmente distinto. Los juegos más caros deben estar alrededor de 5 y 6 dólares. Son juegos muy baratos y muy bien desarrollados y eso puede tener penetración en niveles socioeconómicos bajos a los que no pueden acceder a las consolas tradicionales fijas, que cuestan alrededor de 3,500 pesos la más barata y cada videojuego nuevo sale en 900 pesos”, comenta Gonzalo Rojón, especialista en tecnología de The Competitive Intelligence Unit (CIU).

 

México tiene potencial

El país muestra las condiciones idóneas para que este mercado crezca. De acuerdo con estudios de CIU, la penetración de los smartphones en México es de 50.3% del mercado al primer trimestre de 2013. Para 2015 se espera que ésta llegue al 68%.

Mientras que en el mercado de videojuegos, el país tiene un valor de 15,290 millones de pesos (mdp) al cierre de 2012, 10% más que en año anterior. Y el primer medio de acceso a los juegos ya son los dispositivos móviles con 31% de preferencia; le siguen la consola fija y la computadora, según datos de CIU.

La aún baja penetración de la banda ancha no sería un impedimento serio para el crecimiento de este mercado, considera Gonzalo Rojón.

“La parte de teléfonos móviles está creciendo mucho, porque es el dispositivo que traes todo el día y puedes estar jugando y no siempre tienes que estar conectado. En muchos casos, para lo único que está conectado el juego es para registrar puntuaciones”.

 

De compañero a rival

Una de las primeras conclusiones es que el mercado de consolas fijas mantendrá su supremacía, sobre todo para los ‘gamers’ que gustan de modos de juego y gráficas más complejas que un smartphone no puede ofrecer, pero esto podría cambiar en el mediano plazo.

Qualcomm, compañía especializada en chips para teléfonos móviles, desarrolló el ‘Snapdragon’ un chip para smartphones que responde a las necesidades de un ordenador en tiempo real, y que es capaz de soportar dispositivos con pantallas de hasta 12 pulgadas.

Mediatek, otra desarrolladora, dice que está trabajando en un procesador de ocho núcleos, también para móviles, de modo que los estos podrían retar próximamente a las consolas.

“A lo mejor en un futuro cercano podrían compararse o soportar gráficas tan complejas como ya lo hace una consola de las grandes y ahí ya podría representar una rivalidad directa”, dice Gonzalo Rojón.

 

Siguientes artículos

Los 15 futbolistas mejor pagados en México
Por

Los 15 jugadores mejor pagados del balompié nacional suman en total ingresos anuales por 26.3 millones de dólares (mdd),...