cintillo-seleccion-forbes

*Este texto fue publicado originalmente el 8 de abril de 2016.

La contingencia ambiental se convirtió en un tema relevante para la población de la Ciudad de México una vez que, durante la aplicación del doble Hoy no circula dejaron de circular 40% de los vehículos en la ciudad.

En el marco de la presentación del año dual Alemania-México, Forbes México conversó con el embajador Viktor Eibling, sobre las lecciones de movilidad que México puede aprender de Alemania, un país donde el 13.2% del ingreso de los hogares se destina a transporte público, según cifras del Consejo de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea.

“Es un tema esencial para el futuro cómo movilizamos, como damos mejor movilidad en las grandes ciudades. En el año 2050, 75% de la población va a vivir en ciudades. En Alemania tenemos los mismos problemas, no hemos encontrado todas las soluciones, estamos en camino, si uno mira al tema de las energías renovables, por ejemplo, es uno de los temas donde estamos trabajando en ello para dar una vuelta de una sociedad que producía energía a través de carbono fósil y energía nuclear, hacia una sociedad que utiliza más la energía renovable”, explica.

PUBLICIDAD

Para Eibling, quien apareció en la prensa mexicana en diciembre cuando le robaron su bicicleta en el Centro Histórico de la Ciudad de México, el transporte en bicicleta es una solución, poco costosa y ecológica a la saturación de autos, aunque considera que no es la única solución.

“Yo creo que los tiempos en los que la gran mayoría de las personas se movía en un automóvil, pues esos tiempos se están terminando, creo que habrá más diversidad en el futuro”.

En Alemania, 37% de la población pasa al menos una hora al día desplazándose entre el domicilio y el trabajo en transporte público, en la Ciudad de México, 53% de los ciudadanos utiliza el transporte público para trasladarse a su trabajo y 64%  tarda entre 30 y 90 minutos para llegar.

En términos de planes de acción, Viktor Elbling considera que se tiene que actuar, al menos en frentes:

  • Autos limpios: El funcionario alemán afirma que tanto México como Alemania deben incentivar la compra y producción de autos eléctricos y también debe generarse una red más robusta de estaciones de recarga. “La producción de la energía eléctrica a través de medios renovables es más asequible de lo que era hace unos años, el círculo virtuoso es producir energía eléctrica a través de energía renovable, por ejemplo energía solar, y que los autos puedan utilizarla. Se necesita una red de puntos de carga mucho más densa y más importante, esto también es un desafío en Alemania pero creo que eso se va a mover de manera exponencial en los años que vienen”, indica.
  • Transporte público eficiente: El transporte público no sólo debe correr con energía limpia, explica Elbling. Debe haber una política de eficiencia y de industria. De acuerdo con cifras de Eurostat, en Europa, el transporte da empleo directo a más de 10 millones de personas, representa un 4.5% del empleo total y el 4.6% del producto interior bruto (PIB). La fabricación del material de transporte genera un 1,7% adicional del PIB y un 1.5% de empleo, es una industria que se mantiene viva gracias a una política de actualización.
  • Bicicleta: El punto medular de una estrategia de movilidad en una ciudad saturada de autos y con una alta densidad de población tiene que ser el transporte individualizado.  En Alemania, por ejemplo, sólo 7% de los compradores de coches nuevos tiene menos de 29 años, cuando hace 10 años representaban casi el 15% del total. Además, desde 2008 se ha duplicado el número de bicicletas en las calles.  “Las bicicletas son un transporte barato, efectivo, eficiente y sobre todo muy limpio, ese también es el futuro de México, estamos viendo un buen desarrollo de las ciclovías, la Ciudad de México también está comprometida con esto hay más ciudadanos y ciudadanas que utilizan la bicicleta porque están cansados de quedarse atorados en el tráfico y están cansados de respirar un mal aire”.

Cooperación Alemania-México

El Embajador explica que las empresas alemanas que producen automóviles están todas trabajando de manera muy intensa en el auto eléctrico, la finalidad es generar un vehículo que gaste menos energía.

“Creo que podemos compartir esa experiencia todavía más porque estas empresas están trabajando en México, produciendo en México”, indica.

En México operan más de 2,000 empresas alemanas (de todos los sectores) que producen cerca del 8% del PIB.

“México es socio estratégico para Alemania en el sector cultural, político y económico, eso es importante, pero queremos ir hacia más conocimiento mutuo, no nos conocemos lo bien que deberíamos, es un objetivo importante”.

El Año Dual incluye actividades en temas relacionados con ciencia, cultura, educación, innovación y sustentabilidad.

Entre los proyectos destaca el proyecto “Visiones de movilidad urbana” donde el mexicano Raúl Rojas, profesor de Sistemas Inteligentes y catedrático de Berlín, impulsará el desarrollo de automóviles de conducción autónoma junto con universidades mexicanas.

“Todos somos humanos y al final del día, si algo es ineficiente y pesado, buscamos dejarlo y buscar mejores soluciones. Porque somos muy adaptables y creo que eso será una de las soluciones para el desafío de movilidad urbana”.

 

Siguientes artículos

El nuevo rostro de Nonoalco-Tlatelolco
Por

Una gran acción no solo por las dimensiones de la unidad habitacional, sino porque el esfuerzo incluyó la participación...