El banquero David Rockefeller murió este 20 de marzo a los 101 años.

Él y su familia controlaban el Chase Manhattan, una de las instituciones financieras más influyentes del siglo XX en difundir el capitalismo estadounidense, recordó el diario The New York Times.

El empresario, diplomático y filántropo estadounidense poseía una fortuna de 3,300 millones de dólares (mdd), y era el miembro más antiguo de multimillonarios de la lista Forbes.

Nació el 12 de junio de 1915 en el seno de una de las familias más privilegiadas en Estados Unidos, siendo el menor de seis hermanos.

Publicidad

Aunque él y su familia no poseían más de 5% de participación accionaria, llegaron a llamarlo el “Banco de David” por su fuerte expansión internacional, cuando fue su presidente en la década de los 70.

Rockefeller creció en el número 10 de la West Fifty-fourth Street, la residencia más grande de la ciudad en esa época.

Se graduó con honores de Harvard durante 1936, y estudió durante un año en la London Schools of Economics. Se doctoró en economía en la Universidad de Chigago en 1940.

Su tesis apoyaba a Franklin D. Rooselvet y el New Deal al coincidir en que el déficit financiero durante una crisis ayudaba a la recuperación económica, aunque su familia, de tradición republicana se oponía al presidente estadounidense y sus medidas.

Participó en la primera reunión del Club Bilderberg en mayo de 1954, que desde entonces ha aglutinado a las 130 personas más poderosas del mundo que discuten sobre el rumbo de la economía mundial. Este grupo ha sido el protagonista de múltiples acusasiones sobre un nuevo orden mundial, y que le costó múltiples críticas a Rockefeller en algunos países que visitaba.

Como un importante actor en los intereses de la principal economía del mundo y su propio banco, se convirtió en una forza global que era bien recibida por los gobiernos que visitaba.

En su faceta como diplomático, enfrentó uno de los momentos más tensos y llenos de críticas cuando él y el entonces secretario de estado, Henry Kissinger convencieron al presidente Jimmy Carter de recibir al shá de Irán para tratar un cáncer. Esto provocó que el opositor y ayatola Rohollah Khomeini y sus seguidores tomaran lae mbajada estadounidense y diplomáticos como rehenes durante más de un año.

También fue criticado por mostrarse amistoso con líderes déspotas internacionales para expandir la presencia de su banco en esos países, detalla el diario estadounidense.

El Chase National Bank fue en un principio un banco de mayoristas que trataba con otras grandes instituciones financieras y con importantes clientes corporativos, como General Electric o Exxon Mobil. Bajo la dirección de David Rockefeller, la entidad se expandió internacionalmente convirtiéndose en el principal banco de la ONU, detalló el medio Russia Times.

Como parte de su faceta filantrópica, fue presidente emérito del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) al que donó 150 mdd, y cuya madre ayudó a fundar.

Fue el primero en seis generaciones de la familia Rockefeller en escribir un libro autobiográfico, titulado Memorias y publicado en 2002.

David era el último nieto de John D. Rockefeller, fundador de Standard Oil y el primer multimillonario de Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

Sé un coach de desempeño para tu equipo
Por

Para liderar un equipo de alto rendimiento, necesitas ser su coach, más que general de batallas. Y hoy para retener y ha...