Fidel Castro, líder de la revolución cubana, falleció este viernes 25 de noviembre a los 90 años.

El deceso fue confirmado por su hermano en la televisión estatal de Cuba. Con una voz temblorosa, el presidente Raúl Castro dijo: “Con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo, que hoy 25 de noviembre del 2016, a las 10:29 horas de la noche falleció el comandante en jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro”.

Los restos de Fidel van a ser cremados este sábado 26 de noviembre, agregó Raúl Castro, gritando al final de su corto mensaje: “¡Hasta la victoria siempre!”

PUBLICIDAD

“En las primeras horas de mañana sábado 26, la comisión organizadora de los funerales, brindará a nuestro pueblo una información detallada sobre la organización del homenaje póstumo que se le tributará al fundador de la Revolución Cubana”, detalló el sitio CubaDebate.

Fidel gobernó durante 47 años la isla más grande del Caribe, con más de 11 millones de habitantes, hasta que delegó el poder el 31 de julio de 2006. Su hermano menor, en ese entonces ministro de Defensa, lo sustituyó hasta ser elegido en febrero de 2008 como el heredero del poder.

Fue el 1 de enero de 1959 cuando Fidel Castro encabeza la toma del poder, mientras que el dictador Fulgencio Batista huye de la Isla. Cuba comienza a nacionalizar las refinerías en junio de 1960, de propiedad estadounidense, cuando se niegan a refinar petróleo proveniente de la Unión Soviética.

Con el triunfo de la revolución, otro de los primeros cambios que impulsó Castro en la Isla fue la Ley de la Reforma Agraria,  la cual proponía la redistribución de la  tierra, pues con el gobierno de ese entonces más del 70% de las áreas cultivables estaban en manos de extranjeros. De igual forma buscaba impulsar proyectos de salud, educación, vivienda, la reconstrucción de caminos en zonas rurales, entre muchos proyectos más.

Todo ello requería de hacer expropiaciones que un principio fueron bastante modestas, sin embargo, un año después se comenzaron a nacionalizar más propiedades de compañías estadounidenses, no solamente las refinerías.

Estados Unidos, como respuesta, prohíbe las importaciones a Cuba de todo aquello que no fuera alimentos y medicinas, en octubre de 1960. Es en abril de 1961 cuando Fidel declara que es un estado socialista.

En octubre de 1962, Washington prohíbe todas las importaciones cubanas.

Es en 1968 cuando el gobierno de Fidel Castro se apropia de casi todos los negocios privados en la Isla.

Todo marcha de maravilla hasta 1991, cuando el colapso de la Unión Soviética impacta en la economía cubana. Miles de cubanos comienzan a salir de la Isla, mientras Castro asegura que no los detendrá. Asimismo, culpa a los estadunidenses por la profunda crisis que comienzan a vivir.

Cuando Raúl toma el poder impulsa tímidamente la apertura a la iniciativa privada, entrega tierras para ser explotadas comercialmente y levanta algunas prohibiciones, como la compra venta entre particulares de autos.

Es en 2014 cuando Estados Unidos comienza a flexibilizar algunos de los castigos contra la Isla.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, lamentó el deceso del político cubano en su cuenta de Twitter.

Al cierre de esta edición, los canales de noticias reproducían en vivo lo que ocurría en algunas calles de Miami, en donde los cubanos festejaban la muerte de Fidel Castro. La BBC y CBS Miami, por ejemplo, transmitían desde afuera del restaurante Versailles, en Little Havana, cómo un numeroso grupo de cubanos gritaba, bailaba y ondeaba la bandera cubana y se abrazaban, recordando que es un día que muchos exiliados habían esperado, durante mucho tiempo.

 

 

 

 

Siguientes artículos

fidel-castro-gettyimages
Cuba: la vida con Fidel… y con el embargo
Por

La noche del 25 de noviembre se dio a conocer que Fidel Castro, líder de la revolución cubana, falleció a la edad de 90...