Reuters.- Gordon Banks, el portero que ayudó a Inglaterra a ganar la Copa del Mundo en 1966, murió a los 81 años, informó el martes en un comunicado el Stoke City, su exclub.

Banks disputó 73 partidos con Inglaterra entre 1963 y 1972 e hizo casi 200 apariciones para el Stoke antes de que su carrera como jugador terminara debido a un accidente automovilístico que lo hizo perder la vista en un ojo.

Considerado como uno de los mejores arqueros de la historia, Banks probablemente será recordado por la espectacular atajada que hizo para negarle un gol a Pelé en el Mundial de 1970, la que más tarde se conoció como la «parada del siglo».

«Con gran tristeza anunciamos que Gordon falleció en paz en la madrugada», dijo el Stoke en su sitio web oficial. «Estamos devastados por perderlo, pero tenemos tantos recuerdos felices y no podríamos estar más orgullosos de él».

Banks jugó todos los partidos de Inglaterra en el Mundial de 1966, incluida la victoria 4-2 sobre Alemania Occidental en la final jugada en Wembley, la única vez que la selección inglesa ha ganado el título planetario.

Sin embargo, cuatro años después, en México, realizó una de las atajadas más destacadas en la historia de los mundiales durante un partido de la fase grupos en el que Brasil venció a Inglaterra por 1-0.

En esa ocasión, Pelé se elevó de gran forma para conectar de cabeza un centro desde la derecha de Jairzinho. El cabezazo del astro brasileño parecía gol, pero con una gran reacción el portero inglés impidió el 2-0, enviando la pelota al tiro de esquina.

Treinta y ocho años más tarde, Pelé viajó a Stoke para inaugurar una estatua a Banks y recordó esa atajada.

«Desde el momento del cabezazo, estaba seguro de que había entrado», dijo el para muchos mejor futbolista de la historia. «Ya había comenzado a saltar para celebrar el gol. Luego miré hacia atrás y no podía creer que no hubiera entrado. Anoté más de mil goles en mi vida, y de la cosa que la gente siempre me habla es del que no anoté», sostuvo el brasileño en esa ocasión.

Banks, nacido en Sheffield, comenzó su carrera en el Chesterfield en 1958 y al año siguiente se fue al Leicester City. Jugó su primer partido con Inglaterra en 1963, cuatro años antes de unirse al Stoke.

Banks se retiró en 1973 después del accidente automovilístico, cuando solo tenía 33 años, pero cuatro años más tarde volvió a jugar en Estados Unidos con el Fort Lauderdale Strikers.

Peter Shilton, otro histórico exportero de Inglaterra, dijo en Twitter. «Estoy devastado, hoy perdí a mi héroe. Nuestras condolencias a su familia, RIP Gordon».

Pelé y Gordon Banks una amistad forjada en el mundial de México 1970

Pelé y Gordon Banks estarán siempre conectados por la «parada del siglo» en el Mundial de México 1970, y la leyenda brasileña explicó el martes por qué rinde tributo a quien calificó como «un portero con magia».

En 1970, Banks realizó una de las atajadas más destacadas en la historia de los mundiales en la derrota 1-0 en la fase de grupos ante Brasil. En esa ocasión, Pelé se elevó para conectar de cabeza un centro desde la derecha de Jairzinho. El cabezazo del astro parecía gol, pero con una gran reacción el portero impidió el 2-0, enviando la pelota al tiro de esquina.

«Para muchas personas, su recuerdo de Gordon Banks está definido por esa atajada», dijo Pelé en Facebook. «Y entiendo la razón».

«Esa parada fue una de las mejores que he visto, en la vida real y en los miles de partidos que he visto desde ese momento. Cuando eres futbolista, enseguida sabes lo bien que has golpeado la pelota. El cabezazo fue exactamente como esperaba, exactamente a dónde quería que fuera. Y estaba listo para celebrarlo».

«Pero este hombre, Banks, apareció ante mis ojos, como una especie de fantasma azul. Salió de la nada e hizo algo que no creía posible. Sacó el cabezazo (…) En ese momento no podía creer lo que veía. E incluso cuando lo veo ahora no puedo creerlo. No puedo creer cómo llegó tan lejos, tan rápido».

«Me alegro que haya salvado mi cabezazo, porque ese acto fue el comienzo de una amistad que siempre atesoraré. Cada vez que nos reuníamos, siempre era como si nunca hubiéramos estado separados», escribió Pelé, de 78 años.

«Hoy siento una gran tristeza en mi corazón y le envío mis condolencias a la familia de la que estaba tan orgulloso (…) Descansa en paz, amigo mío. Sí, eras un portero con magia. Pero también eras mucho más. Eras un gran ser humano».

Te recomendamos:

La FIFA lo confirma: Gol de Negrete, el mejor de los Mundiales

 

Siguientes artículos

Alumno del Tec de Monterrey CEM es encontrado sin vida dentro de las instalaciones
Por

En un comunicado, la universidad dijo que el Ministerio Público está realizando las investigaciones correspondientes par...