Este lunes falleció Gregorio Avendaño, persona que presuntamente padeció mucormicosis, enfermedad también llamada “hongo negro” y que en este caso, de acuerdo con sus familiares, fue consecuencia del Covid-19.

De acuerdo con el diario Milenio, Avendaño falleció hace unas horas en el Centro Médico La Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la Ciudad de México.

Al respecto, Hugo López-Gatell, subsecretario de la Secretaría de Salud (Ssa), informó durante la conferencia de prensa diaria sobre la pandemia, que el mucormicosis es consecuencia de la diabetes y el alcoholismo y no del Covid-19.

“La mucormicosis puede presentarse en personas con diabetes descontrolada, sobretodo cuando el descontrol es muy profundo o muy grave y por muchos años están en descontrol, ahí participan varios factores: uno es que el propio exceso de gluscosa en la sangre aturde al sistema inmune, hace que la eficiencia de movimiento de glóbulos blancos y la producción de anticuerpos sea menos eficiente, entonces puede haber infecciones por hongos”, explicó.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

El funcionario resaltó que el caso de Gregorio Avendaño como probable “hongo negro” está siendo analizando por el IMSS y en cuanto tengan información oficial la darán a conocer, sin embargo, explicó que esta persona tenía diabetes y otros padecimientos que pudieron precipitar dicha enfermedad.

“La semana pasada se habló de un hombre de 35 años, de Chalco, que fue hospitalizado en el Instituto Mexicano del Seguro Social, que empezó con unas lesiones en la cara compatibles con una lesión por hongos, está todavía en diagnóstico el estudio específico si es este hongo u otros hongos que también causan este tipo de daños, lo que sí está claro es que la persona padece diabetes desde hace 12 años en descontrol crónico, sufre de alcoholismo y ha tenido situaciones de exposición ambiental que podrían estar precipitando eso“, reveló.

De acuerdo con Milenio, Gregorio presentó parálisis facial, niveles de azúcar alta y anorexia desde el 29 de mayo, días después de ser dado de alta tras padecer Covid-19; de acuerdo con la familia, también se le formó una mancha color negra cerca del ojo. El lunes 31 de mayo un médico otorrinolaringólogo les aseguró que se trataba de un caso de mucormicosis, y que requería una cirugía inmediata para evitar que la infección llegara al cerebro. Pero no fue sino hasta el jueves 3 de junio cuando lo trasladaron al hospital La Raza, donde le extirparon el ojo izquierdo, parte de las fosas nasales y el paladar.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Pekín-China-Covid-19-coronavirus-casos-nuevos
Informe de EU no descarta que Covid-19 pudo salir de un laboratorio de Wuhan: WSJ
Por

La hipótesis que afirma que el virus que provoca el Covid-19 salió de un laboratorio chino en Wuhan es plausible, según...