Por Natalí Faxas

Las carreras relacionadas con el área de negocios en República Dominicana son las que más estudiantes matriculados tiene, y de donde más profesionales egresan.

Las últimas estadísticas del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCyT) (datan del 2013-2014), señalaban que para el 2014 había en el país 455,822 estudiantes matriculados en las academias de educación superior, de las cuales 108,372 (23.8%) cursaban alguna de las carreras de negocios, dígase administración, auditoría, bancas y finanzas, comercio internacional, contabilidad o gerencia, siendo ese porcentaje el más alto de todas las áreas de estudio para ese año. Del total de matriculados en estas carreras, el 60% (66,743) eran mujeres.

Carlos Martí, PhD en Ciencias de la Información y profesor en Barna Management School, tiene siete años ejerciendo en esta escuela que matriculó entre el 2012 y 2014 un promedio anual de 80 matriculados, de acuerdo a cifras del MESCyT. Barna tiene la particularidad de que sus estudiantes, en general, desempeñan cargos directivos. Además, pertenece a una red de universidades de alta élite que promueven dentro de sus alumnos entrenamiento, programas y estudios de liderazgo femenino.

PUBLICIDAD

Martí, maestro de la Dirección de Personas en las Organizaciones especializada liderazgo, contó a Forbes que Barna ha incluido la perspectiva familiar dentro de sus programas académicos. Es decir, viene abordando el concepto de “sostenibilidad” para que sus estudiantes dentro de sus trabajos puedan consolidar un capital humano inclusivo, tolerante ante la diversidad multicultural y de género y estable en el ámbito laboral y familiar. “Nuestros programas académicos abordan los temas de diversidad, conciliación trabajo-familia y porque estamos dirigiéndonos a directivos, ayudamos a esos directivos a que logren ese equilibrio en las diferentes menciones de la vida”, analizó.

Puedes leer: Mujeres Poderosas | Un blog como herramienta de empoderamiento

Barna Management School respondiendo también a esta línea creó un Observatorio sobre responsabilidad familiar corporativa, en la que participan seis empresas y la academia busca promover, estudiar, analizar y diagnosticar políticas para empleados que ayudan a consolidar el trabajo y la familia. “En Barna estamos trabajando mucho como lograr esa conciliación entre el ámbito profesional, familiar y personal. Vemos que las mujeres tienen un hándicap añadido y hay que ayudar a las organizaciones a que respondan a realidades, como la maternidad por ejemplo. Muchas veces la mujer se ve obligada a aportar por su carrera o por su familia. Ese tiempo de elecciones muchas veces es muy difícil y las empresas no están ayudando a que esa elección sea un poco mas llevadera”, analizó Martí.

El Observatorio sobre responsabilidad familiar corporativa que ha puesto en marcha Barna responden a ejecutorias de otras academias de negocios internacionales con miras a empujar el liderazgo femenino. “Este observatorio tiene una red de centros muy similares en cada país de Latinoamérica… Digamos es un fenómeno regional y de alguna manera estamos replicando lo que hace unos años se está trabajando en México, Brasil Argentina, Perú y Colombia”. Martí ha sido maestro en algunos de estos países.

Ejemplos de esta uniformidad entre las academias de negocios son el Centro de Liderazgo Colaborativo y de la Mujer de INCAE Business School (Nicaragua y Costa Rica) que promueve la igualdad de oportunidades para las mujeres en Latinoamérica y facilita, en ambos sexos, el liderazgo colaborativo. También el Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD) de IPADE Business School en México tiene como propósito la reflexión, diálogo y difusión de investigaciones relacionadas con la realidad de la mujer empresaria y directiva.

 

Siguientes artículos

Desyfin apoya a mujeres emprendedoras en Costa Rica
Por

Para financiar a las pequeñas y medianas empresas, Desyfin solicita que estén debidamente inscritas ante el Ministerio d...