María Elena Ríos y Olimpia Coral, dos de las 100 Mujeres Poderosas 2024, coincidieron en lo difícil que es ser víctima en una nación feminicida como México, en un lugar donde las mujeres no deberían ser valientes, sino libres y felices, pero es necesario seguir denunciando y abrir espacios para hacerlo.

María Elena Ríos, saxofonista, profesora y activista en contra de la violencia hacia las mujeres, recordó que en México, la víctima es la “pobrecita”, la que no dice nada, la derrotada y tal parece que la víctima es la que quiere el Estado, “nos quieren arrebatar momentos de felicidad”.

Durante su participación en el “Forbes firechat: mujeres de la antifragilidad”, Ríos denunció que en el sistema judicial hay mujeres que sirven a los agresores y las víctimas se enfrentan a eso y al hecho de que la calidad de la víctima se invalida y se vuelven espacios difíciles para poder denunciar.

En el marco del “Foro Forbes Mujeres Poderosas en Español 2024”, Olimpia Coral, defensora de espacios digitales libres de violencia para mujeres y niñas, manifestó que a las mujeres se les hace creer que son las responsables de la violencia en un sistema meramente machista, pero su acción ha derivado en un movimiento político y en la Ley Olimpia.

Lee: Mujeres Poderosas 2024: digitalización, clave para crecimiento de empresas, afirman expertas

La “Ley Olimpia” no se refiere a una ley como tal, sino a un conjunto de reformas legislativas encaminadas a reconocer la violencia digital y sancionar los delitos que violen la intimidad sexual de las personas a través de medios digitales, también conocida como ciberviolencia.

“Vivamos juntas una nueva forma de hacernos justicia, una nueva forma de ver nuestra propia vida, nuestro propio cuerpo, nuestra propia lucha, una nueva forma de entender que nosotras sí podíamos hacer un gran cambio y hoy lo seguimos haciendo y vamos sobre América Latina”, dijo.

“A pesar de que la Ley Olimpia fue la primera ley que puso el nombre de una mujer en este país y abrió el camino para que hoy muchas compañeras inicien otros caminos y se reconozcan estos modelos de justicia, tampoco es la panacea. Una ley no significa que tengamos justicia”, añadió.

María Elena Ríos declaró que después del ataque del que fue víctima, pensó que su vida estaba acabada, pero se dio cuenta que no es así, es una estudiante de música de la UNAM.

Lee: Mujeres Poderosas 2024: ‘Escasez de salud mental y de bienestar limita la productividad’

“No estás sola y el hecho de que hayas vivido algún tipo de violencia no quiere decir que se haya acabado, el hecho de que hayas vivido algún tipo de violencia extrema donde casi te matan, no quiere decir que ya no tienes el derecho de soñar, de continuar con tus sueños, de sonreír, de ir a un restaurante, de ir a bailar”, apuntó.

“Si fuiste víctima de violencia sexual, no quiere decir que no te vas a volver a enamorar, no quiere decir que no vas a volver a sentir este enamoramiento que sentimos muchas veces en una dimensión de nuestro cuerpo y de sentir que volamos, tenemos todo el derecho de ser libres”, agregó.

Olimpia Coral afirmó que sí se puede ganar una batalla digital y consideró que no debería de haber certámenes de belleza, ni decir que lo virtual no es real y no existe; ante esta situación, está por iniciar la semana de la seguridad digital que ya ha llegado a infancias y a adultos mayores, pero ahora también buscar acercarse a la comunidad sorda.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

mujeres-poderosas-digitalización
Mujeres Poderosas 2024: digitalización, clave para crecimiento de empresas, afirman expertas
Por

Cindy Rayo, directora para México, Centroamérica y El Caribe de La ASIET, dice que el desarrollo de habilidades tecnológ...