El comportamiento de los atletas que viole el espíritu olímpico o las reglas chinas podría estar sujeto a castigo, dijo un funcionario de los los juegos olímpicos invernales, luego de que grupos de derechos expresaron su preocupación por la seguridad de los competidores si protestan en la cita deportiva de febrero.

Para estos juegos de Beijing, sigue rigiendo el punto 50 de la Carta Olímpica que establece que “no se permite ningún tipo de manifestación o propaganda política, religiosa o racial en ninguna sede olímpica”, aunque el año pasado se relajó para permitir gestos en el campo si se hacen sin interrupción y con respeto para los competidores.

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha dejado claro que para estos nuevos juegos de Beijing, los atletas son libres de expresar sus opiniones sobre cualquier asunto en conferencias de prensa y entrevistas dentro de la burbuja olímpica, siempre que no sea durante la competencia o las ceremonias de entrega de medallas.

Yang Shu, subdirector general del Departamento de Relaciones Internacionales de los juegos de Beijing, fue consultado durante una sesión informativa virtual esta mañana sobre las preocupaciones de los atletas si hablan sobre cuestiones de derechos durante los Juegos que comienzan el 4 de febrero.

“Cualquier expresión que esté en línea con el espíritu olímpico, estoy seguro, será protegida y cualquier comportamiento o discurso que esté en contra del espíritu olímpico, especialmente en contra de las leyes y regulaciones chinas, también estará sujeto a cierto castigo“, dijo Yang.

No te pierdas: Juegos de Beijing 2022 venderán entradas sólo a ‘espectadores designados’

La cancelación de la acreditación para los juegos y no solo los de Beijing, es un castigo potencial de acuerdo con las pautas de la organización, señaló durante el evento organizado por la embajada de China en Washington.

En Juegos Olímpicos anteriores, cualquier incumplimiento de la carta olímpica por parte de los atletas era manejado únicamente por el COI.

Los comentarios de Yang se produjeron después de que los atletas que viajaron a los juegos de Beijing fueron advertidos por los oradores en un seminario organizado por Human Rights Watch sobre hablar sobre cuestiones de derechos humanos mientras estaban en China, por su propia seguridad.

Los grupos de derechos han criticado durante mucho tiempo al COI por otorgar los juegos a China, citando su trato a etnias musulmanas como los uigures y otros grupos minoritarios, aunque el país ha negado las acusaciones de abusos contra los derechos humanos.

Varios países, incluidos Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón y Australia, han anunciado boicots diplomáticos a los juegos por preocupaciones sobre los derechos humanos en China.

Con información de Reuters.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Crecen casos de Covid-19 en todo el mundo, con Ómicron como variante dominante
Por

Casi 72% de los casos globales de Covid-19 son a causa de la variante Ómicron que incrementa los casos a cifras récord e...