Durante la semana pasada, un movimiento para derribar las estatuas confederadas en los EU, tomó impulso mundial para reevaluar y eliminar los monumentos mundiales a aquellos sindicados de representar hechos como traficantes de esclavos, conquistadores, imperialistas y muchos más.

Los llamados a reexaminar los monumentos históricos se han extendido desde los EU a Francia, pasando por Bruselas, Italia, Inglaterra y Nueva Zelanda, donde las personas se debaten si este movimiento borra la historia o la actualiza.

Una estatua de Cristóbal Colón en la avenida Atlantic, en Boston, fue decapitada la noche del 9 de junio después de que los manifestantes en Virginia derribaron una estatua diferente de Colón, la incendiaron y la arrojaron a un lago.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

El 14 de junio, manifestantes en Bristol, Inglaterra, derribaron y ahogaron la estatua del esclavista Edward Colston, lo que llevó al alcalde de Londres, Sadiq Khan, a quitar la estatua de otro esclavista, Robert Milligan, del exterior del Museo de los Docklands y ordenar una revisión de las estatuas londinenses y nombres de calles que pudieran tener cualquier enlace con sucesos como los anteriormente mencionados.

Una estatua del rey Leopoldo II, quien supuestamente supervisó los asesinatos en masa de congoleños a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, fue retirada de la plaza de Amberes en Bélgica por el gobierno después de ser blanco de manifestantes.

En el sur de Estados Unidos, donde comenzó el movimiento, se han eliminado monumentos importantes de ciudades de Alabama, Virginia, Florida y Kentucky.

Algunas ciudades ahora están retirando estatuas de manera preventiva para evitar una mayor destrucción.

Por Jemima McEvoy.

 

Siguientes artículos

AMLO Sinaloa
No se protege a ningún grupo como sucedía con Calderón: AMLO, sobre violencia en Sinaloa
Por

El presidente López Obrador señaló que la estigmatización de la entidad como violenta 'no corresponde a la realidad', ya...