En marco de la Cumbre Forbes 400 sobre Filantropía, la pareja Bill y Melinda Gates discute sobre los planes para asegurar que los tratamientos y las vacunas Covid-19 no solo lleguen a las naciones con mayor oferta, sino que se distribuyan de forma equitativa.

A medida que la pandemia del coronavirus continúa devastando el mundo, Bill y Melinda Gates han estado en primera línea de la búsqueda de un tratamiento efectivo de la enfermedad. La pareja, que ha pasado años luchando contra enfermedades infecciosas como la poliomielitis, critica la respuesta de Estados Unidos ante el Covid-19 —sus pruebas aplicadas y esfuerzos de búsqueda de contactos van retrasados en comparación con países como Alemania—.

 “Por lo general, Estados Unidos desempeña un papel en la resolución global de problemas, por lo que, en lugar de retirarse de la OMS, deberían involucrarse, colaborando con otros países y no solo tratando de buscar culpables. Es una situación complicada, donde Estados Unidos únicamente ha visto por sí mismo”, dijo Bill Gates en la novena Cumbre anual Forbes 400 sobre la filantropía, celebrada el jueves pasado de forma virtual.

“Tratamos de unir esfuerzos de los diferentes países y de igual forma los líderes europeos están intentando llenar ese vacío “, dijo el cofundador de Microsoft a los más de 200 filántropos reunidos de forma virtual.

La inacción de EU erosiona el tipo de relación, la admiración y confianza que la gente ha tenido en nosotros como país “, agregó Bill Gates, quien explicó el papel clave de la OMS en la lucha contra la viruela y poliomielitis.

Sin embargo, Gates dijo que “la racionalidad reaparecerá en algún momento” y espero que Estados Unidos trabaje con otras naciones e intensifique la forma de acción, como lo hizo con la viruela, malaria, poliomielitis y el VIH.

Aunque el virus seguirá siendo una amenaza hasta que infecte a la mayoría del mundo, Gates dice que es optimista sobre los resultados iniciales de las tres vacunas candidatas contra el coronavirus (elaboradas por Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson).

Sin embargo, la verdadera prueba será la fabricación y distribución de la vacuna final ya que el mundo necesita más de 10,000 millones de dosis para aplicarla al 80% de la población (siendo la estimación actual del porcentaje necesario para alcanzar la inmunidad colectiva).

Te puede interesar: Bill Gates, el filántropo detrás del desarrollo de 7 vacunas contra el Covid-19

 El visionario tecnológico, Bill Gates, estimó que es una tarea factible para los próximos dos años si las vacunas candidatas de AstraZeneca y Johnson & Johnson tienen éxito, sin embargo,  el proceso de fabricación prolongado exigiría una coordinación en la distribución de la vacuna.

“Una de las razones por las que estamos tan involucrados en esto es que no deseamos que las primeras vacunas lleguen a los países con las mejores ofertas”, explicó Melinda Gates. “Hay 60 millones de trabajadores de la salud en el mundo y ellos merecen recibir primero la vacuna, son quienes están en primera línea manteniéndonos a todos a salvo.

Posteriormente se deberá nivelar de acuerdo a las poblaciones de los países. Aquí en Estados Unidos, los afroamericanos son quienes deberían recibirla primero y los indígenas, así como las personas con síntomas subyacentes y posteriormente los ancianos”.

La pareja, cuya Fundación Bill y Melinda Gates ha comprometido más de 350 millones de dólares (mdd) para combatir el coronavirus, planea utilizar dos organizaciones, sin fines de lucro ( el Fondo mundial para la lucha contra el VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria, además de la Alianza de Vacunas) con el fin de ayudar a distribuir equitativamente las terapias y vacunas para los países en desarrollo.

A principios de junio su fundación prometió 1,600 mdd adicionales para ayudar con la misión más amplia del Fondo Mundial durante los próximos cinco años. De igual forma, Bill y Melinda Gates reiteraron su apoyo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) con la que han trabajado durante dos décadas.

“No es perfecta, pero es lo que el mundo estableció tras la Segunda Guerra Mundial para hacerle frente a situaciones como esta pandemia”, dijo Melinda sobre la OMS. Recordemos que a finales de mayo el presidente Trump anunció el retiro de los fondos monetarios para la organización internacional.

Melinda Gates reveló que cuando estalló el Ébola en África Oriental y se dirigió a Lagos, una de las ciudades más pobladas del mundo ubicada en Nigeria, la OMS convirtió sus recursos de poliomielitis para combatir la nueva amenaza. Ante esto, las clínicas de polio se transformaron en centros de emergencias que realizaron el seguimiento de contactos y el cumplimiento de la cuarentena, lo que impidió que el virus se propagara a EU. “Hay otras fiebres hemorrágicas por la zona y si no tenemos a la OMS no veremos una respuesta inmediata como esa “.

“Este es nuestro momento. Nosotros, como filántropos, seremos recordados por lo que hicimos durante esta epidemia ”.

Melinda Gates

A medida que el clima se vuelve más frío, Bill y Melinda Gates ven una segunda ola de contagios por coronavirus y creen que los cubrebocas son un elemento clave. La pareja critica el incumplimiento general de su uso en EU. “Una mascarilla no es tan cara y no es tan feo usarla”, comentó Bill.

La clave es: la realización de pruebas, rastreos de contactos, aislamiento, aplicación de la cuarentena y usar una mascarilla. Sin excepción cada persona debería llevar un cubrebocas”, imploró Melinda.

También la pareja señaló el efecto desproporcionado que el coronavirus ha tenido en las minorías y las brechas en el sistema de salud que la pandemia ha expuesto. Melinda, quien recientemente se asoció con MacKenzie Bezos para lanzar “El Desafío de la Igualdad No puede Esperar”, una competencia que otorgará 30 mdd a las organizaciones que tengan ideas para empoderar a las mujeres en EU para 2030, también destacó que la pandemia intensificó las desigualdades de género.

Cada vez más mujeres trabajan en el sector hotelero y de comercio minorista, quienes se han visto afectadas por las órdenes de cierre,  además se registró un porcentaje menor de mujeres que se reincorporan a la fuerza laboral, a medida que se reactiva la economía.

“Otro problema que sucede es que que las mujeres realizan 2.5 veces más trabajo no remunerado en casa, como cuidar a los ancianos o asegurarse de que los niños continúen con su educación virtual”, dijo Melinda, quien mencionó que EU es el único país industrializado que no tiene una política federal de licencia médica familiar.

“No podemos reabrir esta economía de la manera que quisiéramos a menos que resolvamos el tema del trabajo no remunerado. Para eso tenemos que reformular nuestro pensamiento… Hoy el 64% de las parejas que tienen un hijo, ambos salen a trabajar,  entonces, si vamos a cuidar a la familia, al capitalismo y a la economía, se debe abordar este problema “.

La pareja Gates, que comenzó el compromiso de donaciones con Warren Buffett hace diez años, concluyó su charla pidiendo a los filántropos de 27 países presentes que realicen aportaciones durante la pandemia.

También lee: MacKenzie Bezos y Melinda Gates destinan 30 mdd para lograr la igualdad de género

 “Es nuestro momento, nosotros, como filántropos, seremos recordados por lo que hicimos durante esta epidemia. Hay tantos lugares donde se puede invertir, ya sea que se trate de inseguridad alimentaria en su propia ciudad o si está ayudando con los problemas raciales o específicamente con Covid, hemos visto a tantos filántropos intensificar acciones y realizar cosas creativas en sus comunidades“. Finalizó Melinda.

Por: Jennifer Wang

 

Siguientes artículos

tv-azteca
TV Azteca apuesta por la transmisión de música: invierte en Deezer
Por

El acuerdo, incluyendo las asociaciones comerciales y acceso a las capacidades de producción de la televisora mexicana,...