Reuters.- El primer juicio a cuatro grandes cadenas de farmacias por la mortal epidemia de opioides en Estados Unidos está programado para comenzar este lunes, cuando dos condados de Ohio intentarán convencer a un jurado de que las empresas son responsables de inundar sus comunidades con analgésicos adictivos.

Los condados de Lake y Trumbull alegan que las fallas en la supervisión en farmacias administradas por Walgreens Boots Alliance Inc, CVS Health Corp, Walmart Inc y Giant Eagle Inc hicieron que cantidades excesivas de píldoras de opioides inundaran sus comunidades.

Los abogados de los condados y las compañías entregarán sus declaraciones de apertura ante un jurado federal en Cleveland, donde están pendientes miles de demandas similares contra compañías farmacéuticas, distribuidores de medicamentos y farmacias.

Más de 3,300 casos han sido presentados sobre todo por gobiernos estatales y locales que buscan responsabilizar a las empresas por una epidemia de abuso de opioides que, según datos del gobierno estadounidense, provocó casi 500,000 muertes por sobredosis entre 1999 y 2019.

Los operadores farmacéuticos niegan haber actuado mal. CVS dijo que sus farmacias “atienden recetas legítimas escritas por médicos autorizados”.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Walgreens dijo que se enorgullece del juicio de sus farmacéuticos y Giant Eagle indicó que los inspectores de farmacia concluyeron que cumplía con la ley. Walmart no respondió a las solicitudes de comentarios.

Si el jurado decide que las empresas son responsables, el juez de distrito Dan Polster determinará cuánto deben pagar para mitigar o abordar la crisis de salud en las comunidades. El magistrado instó a las partes a llegar a un acuerdo.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado