Reuters.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cargó contra el sistema médico de su país en el marco de la pandemia de Covid-19 y pidió levantar las restricciones que afectan la economía.

“Nuestros doctores ganan más dinero si alguien muere de Covid”, dijo en un mitin en Michigan.

Posteriormente en Wisconsin, donde los casos nuevos se duplicaron la semana pasada, el mandatario instó al gobernador demócrata a levantar las restricciones que buscan frenar la propagación del virus. La mayor parte de los miles de seguidores presentes no llevaba mascarilla.

“¡Tiene que abrir su estado y hacerlo rápido!”, dijo Trump en el mitin, a solo cuatro días de las elecciones.

Lee también: Trump implementará política migratoria más dura si es reelegido

En respuesta, Joe Biden, candidato demócrata a la presidencia, acusó a Trump de “rendirse” en la lucha contra el virus, al tiempo que le instó a no criticar al personal médico que está tratando a los infectados.

“A diferencia de Donald Trump, no nos rendiremos ante el virus”, afirmó en en Minnesota. Sus seguidores mantuvieron la distancia social desde sus autos en la feria estatal y tocaron la bocina para mostrar su apoyo.

La pandemia, que ha acabado con la vida de más de 229,000 personas en Estados Unidos y ha costado el empleo a millones más, está dominando los últimos días de la campaña.

El aumento récord de casos está llevando a los hospitales al límite de su capacidad. Las noticias llevaron a Wall Street a su peor semana desde marzo, dañando uno de los principales argumentos de Trump para la reelección.

Trump, que se recuperó del Covid-19 hace unos días, ha minimizado la crisis sanitaria durante meses, diciendo a sus seguidores en las últimas semanas que el país está “pasando página”, incluso a pesar de que los casos aumentan. Biden ha advertido del “invierno sombrío” que se avecina y ha prometido un esfuerzo renovado para contener el virus.

Biden aventaja a Trump por 52%-42% en un sondeo a nivel nacional de Reuters/IPSOS, en parte debido a la desaprobación generalizada de su gestión de la pandemia. Sin embargo, las encuestas muestran una carrera más reñida en los estados más competidos, que decidirán los comicios.

El énfasis en la parte superior del Medio Oeste subrayó la importancia de la región en la carrera electoral. Michigan y Wisconsin fueron dos de los tres estados históricamente industriales y con un fuerte arraigo demócrata que, junto con Pensilvania, favorecieron a Trump por un escaso margen en los comicios de 2016, dándole una victoria inesperada.

Biden aventaja a Trump por 9 puntos porcentuales en Michigan y Wisconsin y por 5 puntos en Pensilvania, según el sondeo de Reuters/IPSOS.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

AMLO-Trump-t-mec-reunión
Financiación de campaña electoral en EU: el caro camino hacia la Casa Blanca
Por

Presentarse a las elecciones presidenciales en Estados Unidos no es precisamente barato. Los candidatos deben recaudar c...