Reuters.- Importantes funcionarios del Banco Mundial advirtieron esteviernes que las economías en desarrollo podrían ver una recesión más profunda de lo que se espera actualmente si el consumo y la inversión no se recuperan rápido después de la pandemia de coronavirus.

En un blog en el sitio web del banco, los funcionarios dijeron que el escenario de referencia preliminar pronosticaba una caída “severa” del 2% en la producción económica en los países en desarrollo, la primera contracción en estas economías desde 1960 y un fuerte giro desde el crecimiento promedio del 4.6% sobre el últimos 60 años.

Sigue las noticias del mundo de la economía y los negocios en Forbes México

Pero afirmaron que la situación podría ser “considerablemente peor” y que la producción en esas economías podría caer en casi un 3% si solo uno de los supuestos del banco no se materializa, y la inversión y el consumo no se recuperan.

“Incluso si tres meses de medidas de mitigación demuestran ser efectivas para detener la pandemia, los inversores y los hogares podrían permanecer inquietos o las cadenas de suministro locales o globales podrían no restablecerse”, escribieron Ceyla Pazarbasioglu, vicepresidenta de crecimiento equitativo, y Ayhan Kose, director del grupo de perspectivas de desarrollo.

“En tal escenario, el impacto en la producción global sería mayor, y las economías en desarrollo terminarían experimentando una recesión más profunda”, que podría reducir la producción en casi un 3%, sostuvieron.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Los casos reportados de coronavirus han superado los 2.7 millones a nivel mundial y 189,970 personas han muerto, según un recuento de Reuters a las 0200 GMT del viernes. Los esfuerzos para contener la propagación del virus han paralizado gran parte de la economía mundial.

El Banco Mundial está preparando nuevas previsiones detalladas que se publicarán en su informe de Perspectivas de la Economía Mundial en junio.

Los autores dijeron que los países ricos, las instituciones y el sector privado deberían hacer más ahora para ayudar a los países en desarrollo a gestionar su respuesta a la pandemia, acelerar el proceso de recuperación y evitar una crisis de solvencia.

Es probable que los países en desarrollo sean los más afectados, ya que carecen de sistemas de salud adecuados y tienen mayores concentraciones de personas en extrema pobreza, escribieron los autores.

El Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional ya han comprometido grandes desembolsos para mitigar la crisis. La semana pasada, el Grupo de las 20 principales economías acordó suspender los pagos oficiales de la deuda bilateral para los países más pobres.

“Si el tamaño de la respuesta política no es acorde con la magnitud de la crisis actual, el daño requerirá una respuesta mucho mayor más adelante”, advirtieron los autores. “Necesitamos cerrar filas en todo el mundo, no solo gobiernos e instituciones internacionales, sino también acreedores privados y empresas.

banner telegram
 

Siguientes artículos

TMEC
T-MEC y Energía: Choque de ideologías
Por

Encontramos un choque de ideologías muy claro que, a su vez representan intenciones económicas y políticas divergentes d...