Notimex.- Las emisiones de metano de la cuenca del Pérmico en el oeste de Texas y el sureste de Nuevo México, una de las regiones productoras de petróleo más grandes del mundo, son más del doble de las estimaciones federales de los Estados Unidos, sugiere un estudio reciente.

Los hallazgos, publicados en la revista Science Advances, reafirman los resultados de otra evaluación y cuestionan aún más los beneficios climáticos del gas natural.

Mediante la fracturación hidráulica o fracking, las compañías de energía han aumentado la producción de petróleo a niveles sin precedentes en la cuenca del Pérmico en los últimos años.

El metano, o gas natural, ha sido visto históricamente como un subproducto no deseado para ser quemado, una práctica en la que el metano se quema en lugar de emitirse a la atmósfera o venteado por los productores de petróleo en la región.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Si bien se construyen nuevos gasoductos para llevar el gas natural al mercado, la capacidad de las tuberías y el bajo precio del combustible han creado pocos incentivos para reducir las emisiones de metano.

Daniel Jacob, profesor de química atmosférica e ingeniería ambiental en la Universidad de Harvard y coautor del estudio, dijo que las emisiones de metano en el Pérmico son “la fuente más grande jamás observada en un campo de petróleo y gas; ha habido un gran aumento en la producción de petróleo en esa región y cuando no te importa demasiado recuperar el gas natural, se genera una gran emisión”.

Como un exceso de petróleo global amenaza con reducir la producción de la región, no queda claro si disminuirán las emisiones de metano del Pérmico o si continuarán aumentando, a medida que se reducen las operaciones de monitoreo y mantenimiento por la pandemia de coronavirus.

“Habrá muchos menos pozos perforados, probablemente menos gas quemado, incluso pozos que probablemente se cerrarán”, apuntó David Lyon, científico del Fondo de Defensa Ambiental y coautor de el estudio.

El estudio actual estima que el 3.7% del metano producido en los pozos de la cuenca del Pérmico se emite, sin quemar, a la atmósfera, lo cual es más del doble de la estimación oficial de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) para la región.

Sigue la información de la Economía y Finanzas en nuestra sección especializada

Aunque el porcentaje puede parecer pequeño, el metano es un supercontaminante, aproximadamente 84 veces más potente como gas de efecto invernadero que el dióxido de carbono (CO2) y a menudo se le llama “contaminante climático de vida corta” porque dura solo 12 años en la atmósfera, mientras el CO2 puede durar siglos.

Los científicos del clima estiman que si solo el 3.2% de todo el gas traído al suelo en el pozo se filtra a la atmósfera, en lugar de quemarse para generar electricidad, el gas natural se vuelve, como resultado, peor para el clima que la quema de carbón.

El estudio se basó en 11 meses de datos del Instrumento de Monitoreo Troposférico de la Agencia Espacial Europea (TROPOMI) recopilados durante 2018 y 2019. TROPOMI es un espectrómetro espacial que utiliza imágenes infrarrojas para detectar la concentración promedio de metano en las columnas de la atmósfera promediada a través de secciones de aproximadamente 4 millas por 4 millas de la superficie de la Tierra.

Lanzado a bordo de un satélite de la Agencia Espacial Europea en 2017, el dispositivo ha mejorado significativamente la capacidad de los investigadores para cuantificar las emisiones de metano en regiones como la cuenca del Pérmico.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

El estudio también se basa en datos de un satélite de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE. UU. Que detecta el calor de la quema de gas y, por lo tanto, señala la ubicación de los pozos de petróleo y gas.

Los resultados confirman los datos publicados por el Fondo de Defensa Ambiental (EDF por sus siglas en inglés) el 7 de abril como parte de su proyecto en curso PermianMAP, de que el 3.5% del metano producido en el Pérmico estaba goteando o siendo ventilado intencionalmente a la atmósfera.

El informe reciente y el estudio actual se presentan cuando EDF y otros alegan que los cambios en la forma en que la EPA estima las emisiones de metano de las instalaciones de campo de petróleo y gas han disminuido las estimaciones oficiales de emisiones de la agencia, tal como aparecen en su inventario de emisiones de gases de efecto invernadero publicado en 2020.

 

Siguientes artículos

contagios coronavirus covid-19
México registra 6,891 nuevos casos de Covid-19: Ssa
Por

México registró 6,891 nuevos casos confirmados de coronavirus y 665 fallecimientos por este padecimiento, de acuerdo con...