El CEO de CrossFit, Greg Glassman, fue duramente criticado luego de publicar un tweet que parecía comparar la muerte de George Floyd con el coronavirus Covid-19, en el que sostuvo “It´s Floyd-19”.

El desafortunado posteo, de inmediato generó no sólo la partida de Reebok, uno de sus principales sponsors, sino el repudio por parte de muchos deportistas, algunos ligados a la disciplina deportiva.

Horas después, Glassman, a través del Twitter oficial de CrossFit, se desdijo de los hechos, pidiendo disculpas: “por mi parte, CrossFit HQ, y la comunidad CrossFit no toleramos el racismo. Cometí un error por las palabras que elegí el día de ayer”.

Asimismo, añadió que “mi corazón está profundamente entristecido por el dolor que ha causado. Fue un error, no racista, sino un error“.

banner download Forbes
 

Siguientes artículos

tiktok-app-redes-sociales
TikTok dejará de operar en Hong Kong por inicio de nueva ley de seguridad
Por

La popular aplicación de videos cortos china anunció que próximamente dejará de operar en Hong Kong tras la entrada en v...