Las pruebas de la vacuna contra Covid-19 desarrollada por la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, comenzaron en Brasil el fin de semana pasado, informó el lunes por la noche (22/06) la Fundación Lemann, que financia el proyecto.

Las pruebas para la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 en Brasil fueron anunciadas a principios de este mes, y se espera contar con 2,000 pacientes voluntarios en Sao Paulo, según la Universidad Federal de esa ciudad (Unifesp). Otros mil pacientes participarán en Río de Janeiro.

Mujeres poderosas 2020: descarga gratis la edición impresa de Forbes México

“El pasado fin de semana (20 y 21 de junio), la Fundación Lemann tuvo la oportunidad de celebrar en Sao Paulo, con los socios involucrados y especialistas responsables, el inicio de las pruebas para la vacuna ChAdOx1 nCoV-19, desarrollada por la Universidad de Oxford “, informó la entidad encabezada por el multimillonario brasileño Jorge Paulo Lemann.

Según la Unifesp, los voluntarios en Sao Paulo son profesionales de la salud de entre 18 y 55 años de edad, así como otros empleados vinculados a la Escuela Paulista de Medicina de Unifesp.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

Se acerca el registro de la vacuna

A principios de este mes, Unifesp informó que las pruebas con voluntarios brasileños contribuirán al registro de la vacuna en el Reino Unido, programado para finales de este año. Sin embargo, el registro formal solo ocurrirá después de que se completen los estudios en todos los países participantes, dijo la universidad.

La vacuna, cuyo pedido de pruebas en Brasil fue realizado a la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) por la compañía farmacéutica AstraZeneca, se encuentra actualmente en la fase 3 de ensayos, “lo que significa que la vacuna se encuentra entre las etapas más avanzadas de desarrollo”. , dijo Unifesp.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Brasil es el primer país fuera del Reino Unido en comenzar a probar con la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford. Una de las razones que llevaron a la elección fue el hecho de que la pandemia está en aumento en el país.

Otra vacuna contra Covid-19, desarrollada por la compañía china Sinovac, debería comenzar a probarse en Brasil el próximo mes, en asociación con el Instituto Butantan, vinculado al gobierno estatal de Sao Paulo.

Esta prueba, según el instituto, será financiada por el gobierno de Sao Paulo y debería contar con 9 mil voluntarios.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

DW banner
 

Siguientes artículos

Claro, de Carlos Slim, iniciará la carrera del 5G en Brasil
Por

El servicio 5G DSS de Claro estará disponible en Sao Paulo y Río de Janeiro a partir del próximo martes y posteriormente...