DW.- Investigadores de la Universidad de Lieja, en Bélgica, identificaron una nueva variante del coronavirus, la B.1.214.2. Esta variante, conocida como Spike Insertion (SI), presenta una serie de mutaciones y una inserción en la secuencia de la proteína del virus, según PANGO Lineages, un sitio web creado por científicos que permite a los usuarios asignar a las secuencias de SARS-CoV-2 los linajes más probables.

Hay 332 secuencias B.1.214.2 registradas en la página web, donde se describe como un linaje europeo. Se identificó por primera vez en Suiza, pero el 57% de todas las secuencias proceden de Bélgica. También se ha identificado en Francia, Reino Unido, Alemania, Irlanda, Portugal, Estados Unidos, Senegal, Países Bajos y Bulgaria.

El origen sigue siendo desconocido

La mutación es un sublinaje de una variante identificada por primera vez en la República Democrática del Congo (RDC) en abril de 2020, la B.1.214. Pero los científicos de Lieja no saben exactamente dónde se originó la nueva variante.

“Hasta ahora, es muy difícil saber de dónde viene”, dijo a DW Vincent Bours, profesor de genética de la Universidad de Lieja. “Y esto probablemente no sea muy importante”, añadió.

Un artículo del periódico belga Le Soir se equivocó en el nombre de la variante, e informó erróneamente que los investigadores de la Universidad de Lieja habían identificado la variante B.1.214, la de República Democrática del Congo. Esto llevó a que el diario francés Le Figaro acusara a los investigadores de afirmar que identificaron una variante ya conocida.

Lee: Israel detecta nueva cepa de coronavirus; prevé eficacia de vacuna de Pfizer ante ella

La base de datos internacional GISAID muestran claramente que se registraron 37 secuencias de esta variante en la República Democrática del Congo entre abril y junio de 2020, antes de que apareciera una secuencia en Bélgica a principios de junio.

El artículo hizo que pareciera que en Bélgica circulaba una nueva variante de coronavirus procedente de la República Democrática del Congo. Pero PANGO Lineages mostró que sólo hay una secuencia de B.1.214.2 en un país africano, en Senegal.

Con ‘historial de viajes’

El coronavirus sigue mutando en todo el mundo, dando lugar a nuevas cepas. Si estos cambios hacen que el virus sea más peligroso para el ser humano, por ejemplo, si es más contagioso o no responde a las vacunas como se espera, puede identificarse como una variante preocupante: como la variante B.1.1.7, encontrada por primera vez en el Reino Unido, o la variante B.1.351, encontrada por primera vez en Sudáfrica, que son más contagiosas.

Thirumalaisamy Velavan, jefe del grupo de Genética Molecular de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario de Tubinga, en Alemania, recuerda que para decir que una variante es preocupante, los científicos deben investigar si esta puede replicarse rápidamente, si aumenta la transmisión o si no responde a la vacunación.

Bours explica que algunos pacientes con la variante B.1.214.2 son viajeros, aunque esto también se ha visto en muchos pacientes con otras variantes del coronavirus. “Algunos pacientes tienen un historial de viajes, como ocurre con otras variantes, pero actualmente estamos intentando finalizar el estudio para detectar el ingreso a Bélgica”, enfatizó Bours.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

‘¿Dónde está mi tía?’ Niños separados de familiares llenan albergues en EU
Por

Por sus leyes familiares, Estados Unidos separa a niños migrantes que van con familiares que no son sus padres y los env...