Reuters.- Las medidas adoptadas por Italia para frenar el contagio del coronavirus no parecen estar funcionando, por lo que debería cambiarse la estrategia y establecer centros para separar a las personas con supuestos síntomas de sus familias, dijo un destacado científico italiano.

Italia, que ha sufrido la mayor cifra mundial de muertos por el coronavirus, lleva cerca de tres semanas de confinamiento, pero en los últimos tres días las infecciones nuevas han seguido siendo de entre 5,000 y 6,000 por día.

La mayor cantidad de muertes diaria desde que comenzó el brote el 21 de febrero fue registrada el viernes, con 919 decesos, y la cantidad solo bajó levemente en las dos jornadas siguientes.

Andrea Crisanti, profesor de microbiología de la Universidad de Padua, dijo en una entrevista con Radio Capital que muchos de estos nuevos casos son probablemente personas que se contagiaron a través de familiares dentro de la casa.

Sigue las noticias de la economía y los negocios en Forbes México

Crisanti dijo que, en lugar de decir a la gente con síntomas leves que se autoaíslen en casa, las autoridades deberían haber establecido centros separados de sus familias, como se hizo en China cuando surgió la epidemia en diciembre.

“¿Se está haciendo alguien la pregunta de por qué seguimos viendo infecciones pese a todas estas medidas restrictivas? ¿Se están preguntando si todas estas personas enfermas en casa están infectando a otros miembros de sus familias”, dijo. “En nuestra opinión, las infecciones están ocurriendo en casa”, agregó.

Crisanti ayudó a coordinar la respuesta al coronavirus en la pudiente región nororiental del Véneto, donde se realizaron tests generalizados al comienzo del brote en Italia, en la segunda mitad de febrero.

Esto ayudó a identificar los casos y limitar el contagio de forma mucho más exitosa que en la vecina Lombardía, donde solo se hacía el test a personas con síntomas graves, y solo en los hospitales.

Desde entonces, Lombardía ha sufrido 6.360 fallecimientos registrados por coronavirus, mucho más que cualquier otra región italiana, mientras que el Véneto sufrió apenas 392 muertes. No obstante, el brote lombardo fue mucho mayor desde el principio.

Crisanti afirmó que debería adoptarse a nivel nacional una estrategia similar a la del Véneto.

“Debemos ser mucho más agresivos en la identificación de personas enfermas en casa”, indicó. “Tenemos que ir a sus casas, hacerles el test a ellos y a sus familiares, amigos y vecinos, y toda la gente de qué positivo debería ser trasladada, si está lo suficientemente bien, a centros de acogida fuera de sus casas”.

Da clic en la imagen y manda la palabra “ALTA” para empezar a recibir nuestras alertas:

WhatsApp Forbes Mexico
 

Siguientes artículos

Valor económico de la biodiversidad
Por

Rara vez nos detenemos a contemplar la naturaleza en toda su magnitud y comprender el rol de las distintas especies en e...