Reuters.- Una jueza estadounidense escuchó el jueves los argumentos de los abogados de Donald Trump para que cientos de páginas de sus registros en la Casa Blanca sean vetados a un comité de la Cámara de Representantes que investiga el asalto del 6 de enero al Capitolio por una multitud de sus partidarios.

La juez de distrito Tanya Chutkan está evaluando los argumentos del expresidente republicano de que los registros de llamadas telefónicas, de visitas y otros materiales solicitados por el comité liderado por los demócratas deben mantenerse confidenciales.

“Este no es solo un argumento monumental, sino que tendrá consecuencias futuras para generaciones”, dijo el abogado de Trump, Justin Clark, en sus comentarios de apertura.

Clark dijo que las solicitudes del comité son “demasiado amplias” e inválidas porque no están relacionadas con ninguna legislación que esté considerando el Congreso.

Chutkan mostró su escepticismo sobre ese argumento, diciendo: “El asalto del 6 de enero ocurrió en el Capitolio. Eso es literalmente el poder del Congreso”.

Asimismo, afirmó que es reacia a poner en duda peticiones de documentos por parte de los miembros del Congreso. “¿Es realmente mi papel exigir al Congreso que especifique la legislación que están buscando?”, preguntó Chutkan.

Trump demandó el 18 de octubre al comité de la Cámara de Representantes, formado por nueve miembros, argumentando que el material solicitado está cubierto por una doctrina legal conocida como privilegio ejecutivo que protege la confidencialidad de algunas comunicaciones de la Casa Blanca. Trump dejó el cargo el 20 de enero.

El comité solicitó el material a los Archivos Nacionales, que tienen los registros.

El congresista demócrata Bennie Thompson, presidente del comité, y la republicana Liz Cheney, su vicepresidenta, dijeron en un comunicado después de la presentación de la demanda que Trump buscaba “retrasar y obstruir” la investigación.

“Es difícil imaginar un interés público más convincente que tratar de obtener respuestas sobre un ataque a nuestra democracia y un intento de anular los resultados de una elección”, señalaron.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Trump pronunció un discurso incendiario antes del asalto mortal, repitiendo sus falsas afirmaciones de que las elecciones de noviembre de 2020 le fueron robadas mediante un fraude electoral generalizado e instando a sus seguidores a ir al Capitolio y “luchar como el infierno” para “detener el robo”.

Sus partidarios irrumpieron en el Capitolio en un intento fallido para evitar que el Congreso certificara formalmente la victoria electoral de Joe Biden, que llegó a la Casa Blanca el 20 de enero.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

El mundo está en condiciones de controlar la pandemia en 2022: OMS
Por

La OMS aseguró que tenemos las herramientas para evitar el avance del Covid-19 y 'controlar' la pandemia el próximo año....