Reuters.- La cifra de personas que pidió beneficios estatales por desempleo en Estados Unidos creció la semana pasada por primera vez en casi cuatro meses, lo que sugiere que el mercado laboral se estaría estancando en medio de un resurgimiento en los nuevos casos de Covid-19 y de una demanda deprimida.

Los subsidios iniciales de ayuda por desocupación totalizaron una cifra desestacionalizada de 1.416 millones en la semana al 18 de julio, desde los 1.307 millones de la semana previa, dijo este jueves el Departamento del Trabajo. Fue el primer incremento desde la semana al 28 de marzo.

Descarga gratis la edición impresa de julio de Forbes México 

Economistas consultados por Reuters calculaban 1.30 millones.

 

Siguientes artículos

Pobreza en tiempos de pandemia
ONU pide ingreso básico temporal para los más pobres, durante pandemia
Por

La ONU advirtió que la pandemia y la recesión mundial asociada podrían aumentar la pobreza en todo el mundo por primera...