EFE.- Los nuevos casos globales de Covid-19 bajaron la semana pasada tras casi dos meses de ascensos, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) pide no bajar la guardia ante el avance de la variante Ómicron, que lentamente comienza a sustituir a la Delta, la gran dominante en la pandemia este año.

Del 6 al 12 de diciembre se registraron en el planeta 4 millones de casos de Covid-19, un 5% menos que en la semana anterior, mientras que las muertes, cuya curva ha sido relativamente estable desde octubre, cayeron un 10% hasta 47,000, de acuerdo con el último informe epidemiológico de la OMS.

Las cifras dan cierto respiro tras semanas de alarma por el rápido aumento de casos en Europa (donde los contagios bajaron un 7% en los siete días estudiados) y por la preocupación inicial que desató el descubrimiento de la nueva variante Ómicron, aunque la OMS insiste en no bajar la guardia.

El director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió en su última rueda de prensa contra una excesiva relajación ante informaciones de prensa y estudios médicos que ligan la variante Ómicron sobre todo a casos leves de Covid-19.

Hemos visto antes que subestimar este virus es peligroso”, subrayó Tedros, quien insistió en que “incluso si Ómicron causa menos contagios graves, un fuerte aumento de los casos (al ser más contagiosa) puede nuevamente colapsar sistemas sanitarios no suficientemente preparados”.

Lee: Vacunas contra Covid-19 pueden ser menos efectivas frente a Ómicron: OMS

En el último informe epidemiológico de la OMS, se advierte la “pugna” entre la variante Delta, que ha dominado en la pandemia este año, con Ómicron, aún presente en relativamente pocos casos de laboratorio pero que poco a poco va avanzando.

Delta, que a mediados de 2020 estaba ya en más de la mitad de los casos globlales y que en noviembre llegó a concentrar un 99.8% de los casos secuenciados, ha bajado ese porcentaje al 99.2% en la última medición realizada por la red global de laboratorios GISAID, que colabora con la OMS.

Es la primera semana desde que la variante Delta fue considerada como “preocupante” por la OMS, en abril de este año, en la que su porcentaje en los casos de laboratorio baja, destacó la organización en el informe semanal.

OMS advierte que no solo entre viajeros

El informe epidemiológico semanal de la OMS también subraya que aunque la mayoría de los casos de Ómicron identificados desde noviembre en más de 70 países están relacionados con viajes, ya comienza a haber focos de contagio en una misma comunidad.

Las actuales evidencias, añade el estudio, parecen indicar que la variante Ómicron tiene ventajas evolutivas sobre Delta a la hora de transmitirse y lo está haciendo más rápido.

En su análisis de Ómicron, la OMS reitera que la variante parece afectar a la efectividad de las vacunas contra la infección y la transmisión, y que sobre todo parece claro que aumenta con ella el riesgo de reinfección (la posibilidad de que una persona que ha tenido Covid-19 vuelva a padecerlo).

Estudios preliminares independientes de la OMS han mostrado que la Ómicron reduce la protección contra la reinfección en cuatro de las principales vacunas anticovid que han estudiado este aspecto: las producidas por Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson.

La variante no parece, sin embargo, afectar a las pruebas PCR de detección del virus, lo que puede ayudar al seguimiento de su avance, mientras que los tratamientos contra casos graves o críticos de Covid-19 “deberían seguir siendo efectivos” contra Ómicron, indica la OMS.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Grupo de mujeres demanda a Tesla por fomentar cultura del acoso sexual
Por

Trabajadoras de la planta de montaje de Tesla en California presentaron una demanda contra la empresa por fomentar clima...