Reuters.- El acuerdo de Evergrande para vender una participación de 51% en su unidad de servicios inmobiliarios se paralizó, según dos personas con conocimiento del asunto, en un golpe para las esperanzas del atribulado promotor de evitar un incumplimiento del pago de su deuda.

Evergrande, endeudada en más de 300,000 millones de dólares, estaba en conversaciones para vender una participación en Evergrande Property Services a su rival Hopson Development Holdings por unos 20,000 millones de dólares hongkoneses (2,600 millones de dólares), habían dicho las fuentes a Reuters.

El trato iba a ser la mayor venta de activos de la compañía, pero se paró porque aún no ha obtenido la aprobación del gobierno provincial de Cantón, que supervisa la reestructuración de Evergrande, dijo una de las fuentes.

Cuando fue contactado, un representante de Hopson pidió a Reuters que esperara un anuncio. Evergrande y el gobierno provincial de Cantón no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Evergrande está luchando por recaudar fondos para pagar a sus numerosos prestamistas y proveedores, en medio de preocupaciones sobre un posible incumplimiento de su deuda en el extranjero a fines de esta semana tras no cubrir una serie de pagos de intereses adeudados sobre sus bonos.

Sin embargo, Hengda Real Estate Group Co, la unidad insignia de Evergrande, remitió fondos para pagar un cupón de bonos en China continental de 121.8 millones de yuanes (19 millones de dólares) que vence el martes, según cuatro personas con conocimiento del asunto.

Una de las fuentes sostuvo que Evergrande, el segundo mayor promotor inmobiliario de China, debe priorizar sus limitados fondos en el mercado interno, donde hay mucho más en juego para el sistema financiero del país.

Si bien no estaba claro de inmediato por qué el gobierno provincial de Cantón no aprobó la transacción de Evergrande Property Services, algunos de los acreedores extraterritoriales también se opusieron al acuerdo, agregó la persona.

Otra fuente dijo que el anuncio del acuerdo se retrasará, a la espera de la aprobación regulatoria de China. El acuerdo ya obtuvo la aprobación especial de la Bolsa de Valores de Hong Kong, añadió.

La crisis de liquidez de la empresa ha afectado a los mercados globales. Los bonos de alto rendimiento emitidos por promotores inmobiliarios chinos se han visto especialmente golpeados.

Un bono de Evergrande con vencimiento el 23 de marzo de 2022 estará oficialmente en mora si la empresa no cumple después de un periodo de gracia de 30 días por el pago de un cupón atrasado que vencía el 23 de septiembre.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

No obstante, el mercado de bonos extraterritoriales ha respondido de forma positiva tras tranquilizadoras declaraciones del banco central de China y pagos de cupones realizados por otros dos importantes promotores.

En los últimos días, el Banco Popular de China ha dicho que los efectos secundarios en el sistema bancario de los problemas de deuda de Evergrande eran controlables y que la economía de China se está desempeñando “bien”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

BofA vuelve a recortar pronóstico de crecimiento de China ante escasez de energía
Por

La segunda economía más grande del mundo se recuperó de la pandemia, pero el impulso se está enfriando debido a las dura...