Reuters.- El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, declaró un estado de excepción en el país andino por 60 días, que incluye controles militares en puntos críticos, para frenar actos delincuenciales que están vinculados con el consumo y tráfico de drogas.

La decisión del mandatario, en el cargo desde mayo, obedece a un aumento en la tasa de homicidios en todo el país y otros actos delictivos que han estado relacionados con el decomiso de droga, que alcanza unas 147 toneladas en lo que va del año, según datos de la policía.

“En las calles del Ecuador hay un solo enemigo: el narcotráfico”, dijo Lasso en una cadena de televisión la noche del lunes. “Cuando el narcotráfico crece aumentan también sicariatos y homicidios; robos a domicilios, vehículos, bienes y personas”.

“Nuestras fuerzas militares y policiales se sentirán con fuerza en las calles”, añadió.

El mandatario reconoció que más del 70% de las muertes violentas que ocurren en la provincia de Guayas, donde se encuentra Guayaquil, una de las ciudades más pobladas del país, están “de alguna forma” relacionadas con el tráfico de drogas.

Las muertes violentas también han aumentado al interior de las cárceles del país. El mes pasado 119 presos murieron en violentos enfrentamientos en una prisión en Guayaquil, que el gobierno ha dicho obedecen a disputas de bandas narcodelictivas.

El estado de excepción permite a los militares unirse a los operativos policiales en nueve de las 24 provincias que son consideradas como críticas por el aumento de la delincuencia, incluida Guayas. Los operativos serán de control de armas y de estupefacientes y patrullajes las 24 horas al día.

En el resto de la nación sudamericana la policía aumentará la vigilancia y el control a los ciudadanos en calles y espacios públicos.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Lasso también anunció el envío en los próximos días de un proyecto de ley para respaldar a los agentes de la fuerza pública en su labor para combatir la delincuencia y dijo que creará una entidad para defender a los uniformados que sean demandados por “simplemente cumplir con su deber”.

“Este gobierno indultará a todos aquellos que hayan sido injustamente condenados por haber cumplido con su labor”, agregó Lasso, al pedir a los jueces “garantizar la paz y el orden, no la impunidad y el crimen”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

dollars dólar economía
FMI recorta previsión de crecimiento de Asia y advierte de los riesgos en la cadena de suministro
Por

La economía china crecerá un 8.0% este año y un 5.6% en 2022, pero la recuperación sigue siendo desequilibrada, consider...