DW.- El gato, de nombre “Negrito”, vivía con una familia con diversas personas afectadas por la Covid-19 y padecía una enfermedad cardíaca, un caso que fue detectado por el Centro de Investigación en Sanidad Animal de la región de Cataluña (CReSA)

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

“La cadena de transmisión de los virus se produce de las personas hacia los gatos, y éstos son las víctimas colaterales de la enfermedad en los humanos”, explicó el investigador del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentrias del citado centro, Joaquín Segalés.

El investigador recordó que “la vía de transmisión predominante de la Covid-19 es de humano a humano, y que la capacidad de los gatos de transmitir la enfermedad es negligible, es decir, que no juegan un papel significativo en la epidemiología de la enfermedad”.

DW Deutsche Welle banner
 

Siguientes artículos

marketing
El Marketing del Vigilante ¿la nueva forma de activismo social?
Por

Las empresas han descubierto que los consumidores están recurriendo a la "vigilancia digital" para obligar a las empresa...