EFE.- El presidente ruso, Vladímir Putin, dio una semana de vacaciones retribuidas a los rusos desde el 30 de octubre al 7 de noviembre para frenar el avance de la pandemia de coronavirus, que se cobró la vida en las últimas 24 horas de más de un millar de personas, mientras los contagios superan diariamente los 30,000.

“Ahora es especialmente importante frenar el pico de la nueva ola de la pandemia”, dijo Putin durante una reunión telemática con el Gobierno sobre la situación sanitaria en el país.

Putin, que ya impuso al principio de la pandemia una medida similar, respaldó así la propuesta presentada por la viceprimera ministra, Tatiana Golíkova, quien admitió que las medidas actuales “no son suficientes”.

No te pierdas: Rusia registra por primera vez más de 1,000 muertes por Covid-19 en un día

Golíkova incluso le planteó al presidente la posibilidad de declarar jornada no laboral en las regiones más afectadas por la pandemia a partir del 23 de octubre.

Entre ellas, mencionó a varias repúblicas del Cáucaso como Daguestán, además de Tatarstán, la siberiana Tomsk o la península de Kamchatka.

Al respecto, Putin autorizó a las autoridades regionales tanto la declaración de vacaciones a partir del próximo sábado como su prolongación después del 7 de noviembre.

Te recomendamos: Putin no asistirá de manera presencial a la cumbre del G20

Además, llamó a las regiones a no minimizar la magnitud de la pandemia de Covid-19 en sus territorios y advirtió que esas manipulaciones saldrán finalmente a la luz.

“En la situación actual esto es peligroso e irresponsable”, alertó.

Putin expresó su “perplejidad” por el hecho de que haya rusos con educación superior no se hayan vacunado aún contra el coronavirus.

Rusia volvió a registrar hoy un récord de mortalidad con 1,028 fallecimientos en la última jornada.

No te pierdas: Putin insta a crear mecanismos globales para equilibrar mercado energético

El total de fallecidos por Covid-19 se sitúa en lo que va de pandemia en 225,353, si bien los datos oficiales sobre exceso de muertes en el mismo periodo triplican ese número.

Además se registraron 34,073 nuevos contagios en las 85 regiones del país. La mayoría de las nuevas infecciones se observaron en Moscú (5,847), San Petersburgo (3,274) y la región de Moscú (2,590).

Desde el inicio de la pandemia Rusia ha identificado 8,094,825 casos de coronavirus, lo que convierte a ese país en el quinto del mundo por detrás de Estados Unidos, la India, Brasil y el Reino Unido.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

petroleras privadas petróleo
Duplicar la producción de energías fósiles supone un peligro climático: ONU
Por

El plan de aumentar la producción de petróleo y gas en los próximos 20 años podría afectar las medidas contra el cambio...