El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, es el encargado de liderar la respuesta económica que tendrá el gobierno de Trump para enfrentar la crisis provocada por el coronavirus. Mnuchin declaró que es poco probable que esta semana se lance un paquete de estímulo, sin embargo confirmó que que la administración está tomando medidas para ayudar a las pequeñas empresas y trabajadores.  Además de proporcionar ayuda federal a las industrias más afectadas por el brote.

  • El presidente Trump desea considerar un proyecto de ley de estímulo, ya sea a través de un impuesto sobre la nómina o de otra manera. “Es posible que no se realice esta semana, pero eso no significa que no estemos sumando fuerza para la siguiente”, dijo Mnuchin durante una audiencia del Subcomité de Asignaciones de la Cámara.
  • Los legisladores están luchando por implementar algunas medidas de alivio económico, en espera de la aplicación de un paquete de estímulo más grande que probablemente requerirá más tiempo para obtener el apoyo bipartidista. Esto ocurre mientras el Congreso se prepara para un receso de una semana.
  • El Secretario del Tesoro, quien se ha reunido con altos funcionarios de la industria y legisladores para coordinar una respuesta, declaró que la prioridad del gobierno es ayudar a pequeñas empresas y trabajadores a mitigar el dolor económico originado por el coronavirus.
  • Mnuchin también expresó en un informe previo que la administración retrasará el plazo de presentación de impuestos programado para el 15 de abril. Esta decisión agregaría 200,000 millones de dólares (mdd) de liquidez a la economía estadounidense, sin embargo, extender el plazo de forma efectiva, actuaría como un préstamo a corto plazo para los consumidores y empresas.
  • “Creemos que es apropiado que el gobierno recoja los costos para beneficiar a las pequeñas y medianas empresas. Es como un huracán, pero tenemos que cubrir las cifras fuera de los gastos normales”, declaró Mnuchin.
  • La administración de Trump considera ofrecer garantías de préstamos a las industrias afectadas por el brote de coronavirus, incluidas las aerolíneas, hoteles y operadores de cruceros, así como aliviar a las compañías estadounidenses de esquisto, afectadas por la guerra de precios del petróleo entre Arabia Saudita y Rusia, aunque Mnuchin insistió que en el último caso no se trata de un rescate.
  • Mientras tanto, los demócratas de la Cámara de Representantes planean presentar un proyecto de ley sobre licencia por enfermedad pagada, seguro de desempleo, cupones de alimentos y pruebas gratuitas para detectar el coronavirus. Además planean votar por estos planes en la legislación del jueves, antes de que el Congreso entre en receso, de acuerdo con información del Wall Street Journal.

Cita trascendental: “Como he dicho antes, este no es un problema de años, es una cuestión que afecta significativamente a ciertas industrias, por lo que el presidente Donald Trump está muy comprometido a garantizar que tengamos la respuesta financiera adecuada para proteger la economía estadounidense”.

Contexto: Los inversores nerviosos ante la fuerza del coronavirus han esperado con ansias la respuesta económica de la administración de Trump, desde que el presidente prometió  “importantes” medidas de estímulo a principios de esta semana.

El mercado de valores ha experimentado en las sesiones recientes un comercio salvaje y una gran volatilidad, ya que el coronavirus comienza a tener un mayor impacto en los negocios y actividad económica de Estados Unidos.

El lunes, las acciones experimentaron una venta masiva histórica, donde el Dow y el S&P cayeron casi un 8%, en su peor día desde 2008. Ambos índices subieron casi un 5% durante el martes gracias a las noticias de un posible estímulo económico de la administración Trump, sin embargo cayeron nuevamente el miércoles tras la falta de detalles específicos y la presentación de un cronograma poco claro como respuesta del gobierno.

Más tarde, las acciones aceleraron sus pérdidas un día después de que la OMS declarara al coronavirus como una “pandemia”.

Actualmente el Dow ha entrado oficialmente en el territorio del mercado en picada, presentando un 20% menos que sus máximos históricos, luego de caer casi 1,600 puntos, o un 5,8%, el miércoles. Tanto el S&P 500 como el Nasdaq perdieron 5.2% y 4.9%, respectivamente.

“Esperamos aprobar rápidamente una legislación bipartidista, esa es la prioridad número uno del presidente Trump, quien también se enfoca en un paquete de estímulo más grande, mirando una reducción de impuestos de nómina y otras alternativas”, dijo Mnuchin el miércoles. El Secretario del Tesoro también mencionó que tuvo una “reunión productiva” con Nancy Pelosi, Presidenta de la Cámara de Representantes, mientras los dos continúan con discusiones pendientes sobre varias políticas para responder al coronavirus.

¿A qué prestar atención? Hoy Trump hará una declaración luego de reunirse con los principales ejecutivos de la industria.

También lee: Trump presiona a la ‘patética’ Fed para que baje aún más las tasas

 

Siguientes artículos

Cofundador de Apple pudo haber llevado el coronavirus a Estados Unidos
Por

Steve Wozniack compartió a través de Twitter que él y su esposa pudieron haber sido pacientes cero del coronavirus en Es...