El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quería que, a toda costa, se evitara la llegada de las caravanas migrantes provenientes de México y Centroamérica a su país. Y tenía un personaje que le ayudaría a lograrlo: su yerno Jared Kushner.

De acuerdo al polémico libro The Room Where It Happened: A White House Memoir de John Bolton, exasesor de seguridad nacional estadounidense, el mandatario envió a Kushner a ‘hablar con los mexicanos’ para impedir que los indocumentados cruzaran la frontera.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Este plan de acción migratorio se remonta desde 2018, de acuerdo con el texto de Bolton, momento en que entonces jefe de gabinete John Kelly, supuestamente se enteró de que el yerno de Trump estaba llamando a las autoridades mexicanas, momento en que irrumpió en el Despacho Oval y dijo:

¿Por qué Jared está llamando a los mexicanos?” preguntó Kelly en voz alta. “Porque yo se lo pedí. ¿De qué otra forma vamos a detener las caravanas?” respondió Trump.

En tanto, en marzo de 2020, el presidente AMLO anunció que Estados Unidos y México estaban trabajando para lograr un acuerdo que generaría 10,000 millones de dólares (mdd) en ayuda para el desarrollo de México y Centroamérica.

Una de las peticiones de Trump a AMLO fue endurecer las políticas migratorias en territorio mexicano, situación que fue un hecho.

Recordemos que Kushner organizaría un evento empresarial para frenar la migración, que se llevaría a cabo en Ciudad de México entre abril y marzo, con el fin de involucrar a los gobiernos de Honduras, Guatemala y El Salvador, para que se comprometan a promulgar políticas para los negocios y de esta forma evitar su migración ilegal hacia Estados Unidos.

¿Cierre de fronteras por el coronavirus?

El 21 de marzo, el presidente Donald Trump ordenó el cierre de fronteras con México y Canadá para evitar el alza de contagios por coronavirus, además prometió que para 2021 el muro fronterizo tendrá una extensión de más de 400 millas (lo equivalente a más de 640 kilómetros) y destacó el papel de su gobierno en las deportaciones exprés.

Posteriormente el 19 de mayo, Trump anunció que el acuerdo se mantendría bajo el primer acuerdo firmado el pasado 21 de marzo, en el que se establecía que solo se permiten cruces esenciales entre las fronteras del norte del país, es decir se prohibirían los viajes por turismo, recreación, apuestas o por asistencia de eventos culturales en Estados Unidos.

Además declaró que el Departamento de Seguridad Nacional continúa aplicando las leyes migratorias estadounidenses en todas las fronteras, incluidos los puertos de entrada.

Estados Unidos y México han acordado prorrogar una vez más el Acuerdo de Restricción Fronteriza. La prórroga significa que el gobierno de Estados Unidos continuará restringiendo los viajes no esenciales que crucen nuestra frontera compartida con el fin de frenar la propagación del coronavirus”, anunció el gobierno estadounidense, a través de un comunicación transmitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

La lucha intermitente de Trump contra la migración latina

Desde el inicio de su campaña, el presidente Trump ha dejado claro su lema “Make America Great Again” una política que rechaza abiertamente a los migrantes latinos y que le hizo ganar la presidencia. A pesar de que México ha disminuido la migración blindando con 25,000 elementos de la Guardia Nacional sus dos fronteras y disminuyendo hasta el 70% el número de detenidos por la Patrulla Fronteriza entre Estados Unidos y en México, durante mayo y noviembre de 2019, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración (INM), esto parece no ser suficiente.

La postura de Donald Trump es dura: hace días anunció que impondría aranceles del 5% a las importaciones de productos mexicanos si no se detenía el flujo migratorio centroamericano desde México y que incluso la medida podría llegar al 25%, afectando no solo a la economía mexicana sino a la estadounidense.

Te puede interesar: Construcción del muro no es un ataque a México, asegura Jared Kushner

De acuerdo con el diario, The New York Times, la frustración de Trump viene desde que los demócratas se negaron a financiar su muro a lo largo de la frontera suroeste. Ante esto, Trump eliminó la ayuda exterior a Guatemala, Honduras y El Salvador, recordemos que estos tres países envían el 95% de los migrantes a México para continuar su jornada hacia Estados Unidos persiguiendo el “sueño americano”, cada vez más obsoleto e inalcanzable.

Entre los comentarios de Trump a través de Twitter (como es su costumbre) anunció: “La gente ha dicho durante años que deberíamos hablar con México. El problema es que México es un abusador de Estados Unidos que toma pero nunca da”.

Sus argumentos sostienen que México no ha hecho “nada” para resolver el problema de la migración y que en cambio ha facilitado el tráfico de drogas y personas a través de la frontera, además Trump sugirió que el castigo económico era merecido.

También lee: 3 formas en que EU pierde si Trump impone aranceles a México

¿Qué tener en la mira?

  • Hace días, el presidente Donald Trump señaló que intentaría poner fin nuevamente al programa que ha protegido a los “dreamers” (los inmigrantes que llegaron a EU cuando eran niños) tras una derrota en la Corte Suprema de Estados Unidos.
  • Ayer se llevó a cabo una reunión entre el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, para tratar el Plan de Desarrollo Integral de México y Centroamérica y la ratificación del T-MEC. Se espera que AMLO proporcione más detalles a través de una rueda de prensa.
  • Hoy se cumpliría el plazo de la reapertura entre la frontera de Estados Unidos y México. ¿La reunión entre Marcelo Ebrard y Mike Pompeo frenará las firmes decisiones de Trump? Lo veremos en los próximos días.
 

Siguientes artículos

México supera a Italia con 35,000 muertes por covid-19
Por

Nuestro país es el cuarto con más muertes a nivel mundial por covid-19. Enfrenta 48,822 casos activos y 299,750 casos co...