Para reducir costos, la compañía SpaceX de Elon Musk ha reducido el tamaño del cohete que está desarrollando para ir a Marte, con el objetivo de comenzar la construcción de la primera nave espacial en la primera mitad del próximo año, dijo Musk el viernes.

SpaceX planea su primer viaje al planeta rojo en 2022, llevando sólo carga, para ser seguido por una misión tripulada en 2024, dijo Musk en una conferencia en Adelaide.

La primera misión humana de la NASA a Marte se espera una década más tarde.

Musk había planeado utilizar un conjunto de vehículos espaciales para apoyar la colonización de Marte, comenzando con una cápsula no tripulada llamada Red Dragon en 2018, pero dijo que SpaceX ahora se centra en un solo cohete más delgado y más corto.

PUBLICIDAD

“Queremos que nuestros vehículos actuales sean redundantes”, dijo.

“Queremos tener un sistema. Si podemos hacer eso, entonces todos los recursos … pueden aplicarse a este sistema. Me siento bastante seguro de que podemos completar la nave y estar listos para un lanzamiento en unos cinco años”, añadió Musk.

El cohete sería parcialmente reutilizable y capaz de volar directamente de la Tierra a Marte, podría llevar 100 pasajeros y también podría ser utilizado para el transporte rápido en la Tierra, dijo Musk.

Lockheed Martin Corp anunció planes separados para un viaje tripulado de Marte el viernes, revelando dibujos conceptuales de una estación espacial de “base de campaña” orbitando Marte y embarcaciones de desembarco que llevarían a cuatro astronautas a la superficie del planeta.

“Sabemos que es frío, es bastante inhóspito, así que empezamos con los robots y luego bajamos con estos aterrizadores”, dijo Rob Chambers, director de estrategia de vuelo espacial de Lockheed, a Australian Broadcasting Corporation en una entrevista.

Chambers no dio fecha, pero la misión prevista sería una expedición conjunta con la NASA, que tiene como objetivo llegar a Marte durante la década de 2030.

Marte está a 225 millones de kilómetros de la Tierra y aterrizar a los primeros humanos allí, después de lo que tradicionalmente ha sido visto como un viaje de seis a nueve meses, es un objetivo extremadamente ambicioso.

SpaceX, que Musk fundó con el objetivo de colonizar Marte, es uno de varios proyectos privados y financiados por el gobierno que compiten por poner gente y carga en el planeta rojo y otros destinos más allá de la órbita de la Tierra.

Blue Origin, del fundador de Amazon.com, Jeff Bezos, también está diseñando un vehículo pesado llamado New Armstrong que será capaz de transporte de Marte.

Rusia y China se están preparando para misiones tripuladas a la luna y Rusia ha acordado trabajar con la NASA planeando una estación espacial de “pasarela espacial profunda” en órbita lunar, que serviría como puesto de estadía para futuras misiones.

 

Siguientes artículos

Creador de Angry Birds valuado en 1,000 millones de dólares
Por

Rovio Entertainment anunció este mes una Oferta Pública Inicial con la que busca impulsar su crecimiento y consolidarse...