Cuando Ari Goldstein (32) y Or Ben Galim (27) se conocieron en la Universidad de Nueva York recién llegados de hacer el servicio militar en su Israel natal, no pensaron que concretarían un negocio como el de Nanokitchens.

“Luego de manejar el área de bienes raíces para la startup Selina y viajar mucho por América Latina, comencé a ver las oportunidades existentes en el ámbito de la entrega de pedidos de comida de cada una de las ciudades en las que estuve”, cuenta Goldstein, durante una entrevista exclusiva en la redacción de Forbes México, junto a su socio Or Ben Galim.

Este último, por su parte, se forjó en el rubro restaurantero durante sus primeros años en Monterrey, donde descubrió la oportunidad y desafío de la entrega de comida y demás servicios a domicilio, “al conversar con diferentes amigos empresarios gastronómicos en cómo hacer para impactar positivamente sobre sus ventas incrementando la capacidad para los envíos a domicilio de sus productos”, confió.

No sólo en sus tiempos en la universidad sabían que el negocio del last mile delivery, o ‘la última milla de entrega’, los tendría unidos en busca de soluciones para uno de los puntos más importantes del e-commerce, sobre todo del rubro de la comida y los servicios.

“Cuando el negocio comenzó, nos dimos cuenta que la entrega en puerta es un mundo entero de oportunidades y necesidades tanto en el mercado restaurantero como de e-commerce, donde es necesario crear y ofrecer soluciones para ambos segmentos”, contaron los empresarios.

En busca de una solución para “la última milla de entrega” como suelen llamarle al desafío de su negocio, es que nace Nanokitchens.

“Las cocinas son el brazo principal de lo que hacemos. Desarrollamos dark kitchens posicionadas en los sitios mas óptimos de las mejores ciudades de México. La puesta en marcha de las cocinas se basa completamente en estudios intensivos de data y mercado, con el apoyo de nuestras sinergias con Rappi y Uber”, explicaron.

Ben Galim explicó el papel de las dark kitchens: “Es una forma mediante la cual un restaurante o una marca o servicio que tenga éxito en Polanco, pueda dar lo mismo  en el Pedregal -por ejemplo-. Es solo imaginar cómo llegaría un pedido de Polanco al Pedregal. Las dark kitchens son solo la cocina de esa marca o concepto, sin puertas abiertas al público, pero para el público, además replicándose en las zonas más calientes de nuestro mapa de pedidos”.

Durante 2019 abrieron más de 90 cocinas, algunas en CDMX, Polanco, Santa Fe, Lomas Chapultepec y Satélite; mientras en Monterrey, Valle Poniente y Oriente, San Pedro, Cumbres, Zona Tec, San Nicolás; además de Guadalajara y Tijuana, mas 6 bodegas para e-commerce, las cuales se encontrarán operando a su máxima capacidad en los próximos meses.

“Uno de los objetivos de este año es la apertura de más de 450 cocinas y 30 bodegas para e-commerce en las ciudades mas importantes de México, con la idea de ser líderes en el mercado”, definió Goldstein.

Además de cocinas y bodegas, Nanokitchens posee dos unidades de negocios más, que abarcan las “Nanostores” y “Nanofoods”. Con las primeras, rentan almacenes y espacios completamente preparados estructural y tecnológicamente para la comercialización de cualquier tipo de producto.

“Una de las empresas con la que ya estamos trabajando es Oxxo -explicó Goldstein-. Ellos venden con la app Mi Oxxo y algunos de sus pedidos son atendidos desde nuestras bodegas. También estamos presentando esta solución con Homefoods, solo que aún queda implementar una parte de la operación”.

Una de las dark kitchens, donde los propios repartidores recogen sus pedidos. Foto Nanokitckens.

Nanostores es una respuesta logística como propiamente manejan Amazon o Mercadolibre, para poder hacer ventas con entrega al día siguiente, “que es lo que buscan precisamente todos los que compramos por internet: una entrega inmediata”, dijeron.

“Además vale mencionar que siempre tomamos enfoques sustentables a la hora de operar, como por ejemplo con la implementación de paneles solares para todos los sitios alrededor del país”, puntualizó Goldstein.

Finalmente, “el modelo de negocio se completa con Nanofoods, que es el brazo encargado de crear sinergias y alianzas estratégicas con los principales establecimientos de las ciudades más relevantes de nuestro mapa de consumo. Ofrecemos a restauranteros el apoyo financiero y capacidad de expansión a ciudades importantes, a cambio de alianzas”, explicó Ben Galim.

Entre las Nanofoods que están trabajando mencionaron a Oxxo, Pound, Dos Pollos, Nectar Works, Homefoods y varios más.

Nanokitchens

Las Nanokitchens son la solución logística para servicios como Rappi y más. Foto Nanokitchens.

Vale mencionar que este despliegue de negocio no sería lo mismo sin la participación de inversionistas como Justin Mateen, el empresario estadounidense cofundador de la plataforma de citas más grande del mundo: Tinder.

Otro de los accionistas de Nanokitchens es Salomon Marcuschamer, el empresario mexicano dueño de la desarrolladora de vivienda más grande del país (casas Javer) y grupo Nexxus.

La trifecta inversionista se completa con Jorge Zubieta “nuestro ‘angel investor’ más enfocado en la rama de IT de nuestro negocio, con gran experiencia en el área”, añadieron.

Además de los mencionados socios estratégicos, Nanokitchens ostenta sinergias con Rappi y Uber, con planes que incluyen un 2020 “donde nos enfocamos en crear valor y posicionamiento en el mercado mexicano. Pensando en un 2021 como una etapa de expansión agresiva a los países principales de América Latina, con el enfoque de ser líderes del mercado latinoamericano para el final del año”, concluyeron.

Para más información Nanokitchens.mx.

Lee también: Emprendedores de Latam ‘sufren’ para obtener financiamiento

 

Siguientes artículos

producción
Pemex insiste en poner dinero en campo petrolero que tiró su producción
Por

La empresa desembolsará 1,000 millones de dólares en el campo petrolero Xanab, que afectó su producción petrolera durant...