Ese fruto que proviene del naranjo, cuya corteza es rugosa y está dividida en gajos, es la fuente que representa a una empresa que, metafóricamente hablando, ha sabido sacarle jugo a un celular. 

 

Naranya, es una firma que hace diez años vio en la telefonía celular una herramienta potente de mercadotecnia y publicidad. Tres son sus líneas de negocio: medios móviles –a través de los cuales desarrolla contenidos de entretenimiento e información–, comercio móvil –que se traduce en una tienda de productos digitales como música, videos y juegos– y mercadotecnia móvil –con la que opera programas de lealtad. “La naranja representa la visión de la convergencia tecnológica”, dice Arturo Galván, fundador de Naranya.

Entre sus clientes están Telcel, Iusacell y Movistar. Además, Televisa, Banamex, Los Rayados de Monterrey y Las Chivas de Guadalajara. Es todo un éxito pues opera en México, pero también en Brasil, Argentina, Colombia, Perú, Panamá, Ecuador y, recientemente, en China. Aunque Arturo prefiere no ofrecer detalles respecto a su facturación, comparte que sus cinco millones de clientes pagan desde 1 hasta 5 dólares por mes en compras de distintos productos.

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

Cae 10% sector automotriz en Europa
Por

Analistas temen que no llegue la recuperación que proyectan para el sector en el segundo semestre, debido a la baja en l...