Joaquín Serra, vicepresidente de relaciones institucionales de Natura Bissé, abre las puertas de su despacho a Forbes para profundizar sobre las raíces de una empresa familiar, la crisis económica y la innovadora investigación que la firma realiza desde sus inicios. 

 

Por Raquel Azpíroz

 

PUBLICIDAD

Joaquín Serra sonríe confiado. Sabe que ha hecho bien los deberes. Cuando Forbes le cuestiona por la situación de un sector que percibe la crisis sensiblemente, el directivo afirma que las empresas familiares se sobreponen mejor a los vaivenes económicos porque las inversiones salen del propio bolsillo. “La crisis está poniendo nota a las marcas: las que han hecho los deberes sobreviven, las que no, llegan tarde”.

Serra, diferencia claramente entre dos tipos de compañías: multinacionales y familiares. Y es que ahí radica el quid de la planeación empresarial… y el espíritu de la firma. Además, indica que “hay dos tipos de empresas: las enfocadas a un segmento o a un negocio concreto y las que han diversificado hasta la saciedad. Con esta coyuntura, se ha demostrado que las que se han mantenido fieles a su core business siguen creciendo y que las que no, están teniendo más problemas. Nosotros hemos actuado de forma más ágil y no hemos arriesgado tanto. Las empresas familiares somos más conscientes de lo que cuesta ganar y perder”. Señala que el punto más fuerte del sector es que al consumidor le sigue interesando el producto. En general, los clientes confían en empresas con valores y buscan buenos productos con efectividad demostrada, pero como él mismo señala “hay que estar bien enfocado y tener claro el target al que te diriges”.

Ellos apuestan por no desviarse de su core business e invertir en innovación. Joaquín cree que la experiencia de marca es decisiva en un escenario globalizado. “Tenemos que cuidar cada vez más la imagen y comunicar aquello que nos diferencia de la competencia”. Un área claramente diferencial para Natura Bissé son los Spas, no en vano ostentan el premio a la “Mejor firma Spa de lujo” por la revista estadounidense NewBeauty.

Pero también nos revela que el futuro está en productos nuevos basados en descubrimientos científicos, por eso no se duermen en los laureles y se adelantan a las demandas del consumidor con opciones como Diamond Life Infusion, un serum auto-regenerador formulado con altas concentraciones de 16 ingredientes que alcanza niveles de rejuvenecimiento nunca antes logrados: la piel rejuvenece 3.9 años en tan sólo 7 días. No es magia, es ciencia.

Observando su evolución, desde que Ricardo Fisas y su esposa Gloria fundaran la marca hasta la posterior conquista de mercados internacionales –ya sea el asiático o estadounidense–, parece que en Natura

Bissé persiguen sólo un objetivo: ser siempre pioneros en la búsqueda de la eterna juventud.

 

natura_bisse1

 

Siguientes artículos

Brassi, éxito entre música y comida internacional
Por

Entre jazz, vino, el calor de la cocina internacional y el acogedor ambiente casual de su terraza estilo neoyorkino, For...