El nuevo presidente de la Asociación Dominicana de Exportadores, Álvaro Sousa Sevilla, posee amplia experiencia en el sector gracias a los 14 años en los que ha trabajo para el Grupo Diesco en la comercialización de los productos y servicios del grupo en más de 25 países; esto le ha hecho merecedor de reconocimientos nacionales e internacionales.

Desde el sector privado, y a través de la Comisión Empresarial para las Negociaciones Internacionales (CENI), se ha involucrado en la defensa de los sectores productivos nacionales durante las negociaciones de los acuerdos de libre comercio DR-CAFTA y Acuerdo de Asociación Económica con la Unión Europea (EPA), así que conoce, como pocos, cuáles son los verdaderos retos de un sector clave para la economía dominicana.

 

―¿Cómo ve al sector exportador dominicano?

PUBLICIDAD

―Tenemos un país lleno de riqueza y oportunidades, tenemos que salir a buscar dónde colocarlos. Uno de nuestros pasados presidentes, Kai Schoenhals decía que debíamos redistribuir nuestro enfoque de las exportaciones, porque siempre dependíamos de Estados Unidos o Europa; que teníamos que comenzar a mirar hacia otros mercados como Centroamérica, Sudamérica o las demás islas; él tenía razón y esa es nuestra filosofía: buscar mercados que aunque no sean tan grandes como Estados Unidos, que nos ayuden sumar exportaciones.

 

―¿Cuáles serán sus aportes a la organización?

―Tuve la suerte de estar en una empresa con muchos años como exportadora, donde me dieron un tamaño del mercado y pude hacerlo crecer en los años que he trabajado ahí. Así que puedo aportar mi experiencia no sólo a nivel técnico y operativo, sino a nivel de acuerdos y con el gremio. Estoy convencido de que podemos continuar dándole el apoyo de siempre a los grandes exportadores del país y de igual forma animar a las empresas más pequeñas a que se sumen y que crean que es posible expandir sus negocios.

 

―¿A qué retos se enfrentará en los próximos dos años?

―Según nuestra experiencia y las consultas a nuestros miembros, podemos identificar que una de las preocupaciones más grandes es la logística, específicamente el costo del transporte. Para colocar un producto fuera del país el flete marítimo es sumamente alto y en el caso del transporte terrestre, aparte de ineficiente, es caro.

Vamos a velar por los intereses de nuestro sector, ya que aparecen trabas como las vedas donde asesoramos a nuestros asociados y les ayudamos a reinventarse y buscar otros mercados. También nuestros miembros tienen intereses en nuevos acuerdos comerciales con países como Panamá (con quien ya existe un acuerdo muy limitado), Cuba y Haití ya que es nuestro socio comercial natural.

También vamos a apoyar la creación de la ventanilla Única de Exportaciones y el financiamiento para el sector, cuyas alianzas con entidades financieras han sido claves para exportar y capacitarse, sobre todo para las pymes. Esto es muy importante porque queremos transmitirle a las empresas más pequeñas la visión exportadora que tienen las grandes empresas.

Sin embargo, nuestra prioridad sigue orientada en la conformación una Estrategia Nacional de Exportación, en la que ya se preparan propuestas. Esta no es sólo prioridad de Adoexpo, sino del país: que se promueva la innovación y la competitividad integral donde se integren factores como el costo de la electricidad y el transporte, para que todos los sectores puedan convertir al país en una potencia exportadora.

 

Siguientes artículos

empresarios CA
La pobreza alienta el populismo en Centroamérica
Por

Los empresarios participantes en el Foro Jaguares de Centroamérica, organizado por Forbes, destacaron que hay una brecha...