Cox Energy América busca convertirse en la primera empresa de energía solar en cotizar en un mercado bursátil de América Latina.

La subsidiaria mexicana de la compañía española Cox Energy solicitó inscribir sus acciones ante el registro de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y listarse en la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) de México por un monto de hasta 1,000 millones de pesos (40 millones de dólares, aproximadamente).

“Esperamos en el mes de junio poder estar listos para cotizar”, reveló el CEO de Cox Energy America, Enrique Riquelme, en entrevista con Forbes México.

El directivo comentó que México no solo es el país más importante en cuanto a volumen de proyectos renovables, sino el que posee la mayor expectativa de crecimiento, con más necesidad de energía y mayor irradiación solar.

“Vemos que México tiene el talento, volumen, la banca, tiene todos los componentes para ser un hub”, agregó.

Según la Agencia Internacional de Energía, México tiene una tasa de demanda energética superior al 5%. Además, 85% del territorio nacional es óptimo para proyectos renovables, según la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex).

Hoy nuestro país cuenta con una capacidad fotovoltaica instalada de 5,500 MegaWatts (MW), que equivalen a la electricidad que consumen 26 millones de hogares mexicanos.

Los recursos que esperan obtener con su oferta pública se utilizarán para comenzar a ejecutar su plan de negocio 2020-2024. La primera parte consiste en desinvertir en proyectos solares de gran tamaño equivalentes a 2,000 MW de su cartera.

La segunda etapa es la más importante de su plan, que busca consolidar y operar proyectos fotovoltaicos de pequeño y mediano tamaño que sumen 1,400 MW, de los cuales, 600 MW estarán en México, y el resto en Chile, Colombia y Centroamérica.

Los nuevos proyectos serán bajo el esquema de compraventa de energía (Power Purchase Agreement) y de venta directa al Mercado Eléctrico Mayorista.

“Son centrales de alta rentabilidad, estratégicamente instalados en zonas de precios altos de energía, tanto en mercado spot como en contrato entre privados, pero sin congestionar las redes”, mencionó.

El empresario comentó que la industria solar es capaz de vender energía por debajo de 20 dólares por MW hora, mientras que las plantas de carbón y nucleares están por encima de 100 dólares, por lo que ve un margen de rentabilidad considerable por encima de los 20 dólares.

El directivo declaró que, a diferencia de España donde la tarifa de transmisión es la misma, México tiene una red de transmisión deficiente, donde el consumo y generación de electricidad crece más rápido que la transmisión, lo que provoca que haya múltoples puntos y precios de interconexión, algunos muy elevados.

Riquelme consideró que nuestro país necesita inversiones multimillonarias en transmisión para modernizar la matriz energética del país hacia fuentes renovables y evitar que se congestionen, pero no comenta que eso ocurrirá en los siguientes ocho años.

“Toda la estrategia de Cox está centrada en el consumo local, regional”, agregó.

Cambios del gobierno

Al preguntarle por los cambios normativos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador a las energías renovables, a los que se ha opuesto la Iniciativa Privada, Riquelme comentó que hay un “ruido innecesario” y que al entrar en detalles, estas modificaciones no afecta a la compañía, incluso en algunas partes la “beneficia”.

Aunque su empresa no posee plantas de subastas, Riquelme reconoce que las autoridades tienen razón “en parte” sobre la falta de pago por transmisión eléctrica, pero también dice que existen matices sobre el tema.

“En el caso de la transmisión, casi toda la energía solar instalada en México viene de la subastas eléctricas, y esas subastas están exentas de pagar peaje, la realidad ninguno de las subastas eléctricas paga”.

Pero mencionó que en México se paga hasta cuatro veces más que en Europa por el peaje de transmisión.

“Los esquemas anteriores (contratos legados) no pagan porque así estaban las normas y tampoco deberían cambiar”, declaró.

El CEO de Cox Energy América también dijo que las autoridades deben tener cuidado y gestionar mejor el sistema eléctrico y no llenar de capacidad las líneas de transmisión, además de tratar de inyectar la electricidad en los puntos donde está el consumo y “no generar en Sonora para vender en el Estado de México”, agregó.

 

Siguientes artículos

Disney World reabre con uso obligatorio de mascarillas y con Mickey a distancia
Por

Aunque Florida se convirtió en un epicentro de coronavirus al reportar 109.000 nuevos enfermos en las últimas dos semana...