Cada vez son más las personas y empresas que se preocupan por resguardar la información que se encuentra contenida en servidores y equipos de trabajo ante las amenazas en materia de ciberseguridad.

A inicios de noviembre, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en Colombia, fue vulnerado en sus servidores. 

Todos los funcionarios del organismo recibieron un correo electrónico que afirmaba que habían robado 130 TB de datos de la institución. 

Lee también: Ciberseguridad, el talón de Aquiles de tres sectores: ¿cuáles?

La información oficial indica que  las bases de datos del Dane no se vieron comprometidas en el ataque y no ha habido pérdidas de información, sin embargo, que los ataques estén dirigidos a entidades cada vez más grandes y públicas habla de que quedan pocos límites para los ciberdelincuentes. 

De acuerdo con el reporte de riesgos emergentes de Axa, los ciberataques son el cuarto riesgo dentro del top de riesgos emergentes en el mundo, para México, este riesgo ocupa el segundo lugar, únicamente después del riesgo que supone el cambio climático. 

Daniel Bandle, CEO de Axa en México, explica que los principales riesgos se han mantenido de forma constante en los últimos años. Para las aseguradoras, las pandemias y la inestabilidad política suponen factores de riesgo que determinan cambios en los modelos de negocios, sin embargo, el ejecutivo detalla que las amenazas cibernéticas son un factor que genera cada vez más preocupación. 

“Más que un seguro de indemnización para ataques cibernéticos, lo que queremos promover es un acompañamiento que realmente mitigue los riesgos para los clientes”, explica. 

Actualmente, Axa cuenta con primas por un millón de dólares para cubrir riesgos cibernéticos en México, 70% de ellas han sido contratadas en el último año. 

“En Suiza, por ejemplo, una gran parte del servicio que brindan las aseguradoras en materia de ciberseguridad está relacionado con la asesoría jurídica. Nos hemos convertido en expertos en riesgos, mucho más que un pagador, queremos ayudar a efectivamente reducir y prevenir la incidencia”. 

En México, las primas en materia de ciberseguridad se ofrecen únicamente a empresas, sin embargo, en el futuro, no se descarta que la industria de seguros global empiece a pensar en coberturas individuales.

Cambio climático, la otra preocupación

En México el primer riesgo emergente es el cambio climático. 41% del territorio y 31% de la población están expuestos a catástrofes naturales que pueden generar pérdidas patrimoniales. 

Tan sólo en 2017, Axa atendió 7,500 reclamaciones por 5,300 millones de pesos derivadas de catástrofes naturales.

Al respecto, Daniel Bandle destaca que en el país, menos de 5% de las casas están aseguradas. 

“Es un fenómeno muy duro en México porque es un país altamente expuesto. Las autoridades deben ser más estrictas acerca de dónde construir para evitar que las familias corran riesgos patrimoniales tan grandes”, añade. 

¿Ya nos tienes en Facebook? Danos like y recibe la mejor información

 

Siguientes artículos

Farmacéutica-Bayer-empresa-perdida-
Bayer y Microsoft acuerdan una colaboración estratégica
Por

Bayer y Microsoft cooperarán para innovar e implementar en el sector de la agricultura soluciones confiables con la nube...