El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ha asumido que el gobierno federal no brindará apoyos al sector privado para mantener los negocios, especialmente las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) por lo que este martes llamó a la unión entre sus integrantes para sobrevivir a la crisis.

Entre las medidas de apoyo lanzadas, pidió que las empresas de mayor tamaño ‘adopten’ a las más chicas para ayudarlas a tener liquidez y poder sobrevivir a la crisis causada por la pandemia de Covid-19.

“Adopta una mipyme. Quienes tengan capacidad, ayudar a los más pequeños mediante apoyos que puedan dar salarios o recursos. (…) Podemos los que tengamos la capacidad, adoptar a una mipyme para tratar de que transite los próximos 90 días”, llamó el líder empresarial, Carlos Salazar.

Sigue la información de la economía y los negocios en Forbes México

Durante la reunión virtual, el dirigente lanzó otras iniciativas que buscan apoyar a las empresas micro, pequeñas y medianas, como pago a proveedores en menos de 30 días, compras adelantadas a entregarse después de la crisis o evitar penalizaciones contractuales entre particulares.

También se llamó a la creación de una plataforma con apoyo de las instituciones financieras que permita dar apoyos a este sector de manera más ágil a través del factoraje.

El paquete de propuestas, que contempla un lapso de 90 días, forma parte del plan presentado el lunes al presidente Andrés Manuel López Obrador. Entre las demandas del sector privado para aplicarse de manera inmediata están también la el diferimiento de pago de contribuciones a la seguridad social por parte de sectores críticos, medida que fue rechazada por el mandatario.

“Inclusive se le dijo al presidente que si hubiera que escoger entre pagar esas contribuciones o pagarle a los trabajadores, todo mundo iba a a escoger pagar a los trabajadores. No hay forma de convencer a menos que sigamos ejerciendo la presión”, sostuvo Salazar.

También lee: En riesgo, 1.2 millones de empleos en México; IP alista un plan B

Otras medidas presentadas al mandatario fueron: establecer un fondo de 100,000 millones de pesos para que la banca de desarrollo garantice créditos con enfoque en mipymes; programa generalizado de vacaciones pagadas en sectores no esenciales para asegurar el aislamiento.

Para los meses de mayo y junio, la agrupación llama a que se extiendan los plazos para pago de impuestos sin intereses; suspensión de pagos provisionales de ISR y apoyos para las empresas que acepten pagar salarios completos por 60 días.

Igualmente demandaron una revisión de sectores que puedan regresar a operaciones para el próximo mes, así como el retorno a actividades de personas que hayan sido infectadas y se hayan curado, así como el análisis del regreso a actividades de personas de grupos de bajo riesgo sanitario.

Da clic en la imagen y manda la palabra “ALTA” para empezar a recibir nuestras alertas informativas a través de WhatsApp:

 

Siguientes artículos

El reto de mantener la empatía y la productividad en épocas de crisis
Por

Estar del lado de su colaborador en un contexto en el que la vida laboral y la personal conviven en el mismo espacio es...