Mientras que la 4T le está cerrando el camino a las energías verdes con sus recientes decisiones, en caso todos los demás países del mundo gobiernos, empresas y agencias internacionales ven en las energías renovables una fuente de recursos para empujar la recuperación económica. De acuerdo con la Agencia Internacional de Energías Renovables, la inversión acelerada en este tipo de energía podría ayudar la economía global post Covid-19 con casi 100 billones de dólares de aquí a 2050. El director general de la agencia, Francesco La Camera, dijo que la crisis global que provocó el Coronavirus expuso las debilidades del actual sistema económico global y exhortó a los gobiernos a invertir en energías renovables para detonar el crecimiento económico y cumplir con las metas climáticas globales. Aquí se impone ese meme del mapa de, ¿cuáles son los países donde no se promueven inversiones en el sector de las energías renovables?

Nos cuentan que un mito derivado de la pandemia por Covid-19 es que la industria del plástico se ha beneficiado ante la situación, algo que tanto la ANIPAC, de Aldimir Torres, como INBOPLAST, de Álvaro Hernández, salieron a desmentir. Lo único cierto es que sí hay una demanda importante en la parte médica, pero ese sector sólo representa el 2% del total de la industria; aunado a que el 80% de las empresas plastiqueras son pequeñas y medianas por lo que no están exentas de la crisis. Así, las bolsas de plástico han reflejado una caída al primer trimestre del año, es decir, se han dejado de producir 16,000 toneladas, a pesar de que en estos momentos ese producto es la mejor alternativa sanitaria para el manejo de residuos y transporte de alimentos. A nivel general, el año pasado la industria terminó con un decremento del 4% y se vislumbra que, para final de 2020, esté alineada con el crecimiento del país que se estima oscile entre un -7.5 y -8%.

Dentro del sector salud, se prenden las alertas en la delegación del IMSS en Chihuahua, la cual lleva Arturo Daniel Bonilla, pues su equipo lanzó el Proyecto de Convocatoria PC-050GYR009-E185-2020, para contratar el proveedor de consumibles de impresión para los hospitales del estado. Sin embargo, se sabe que el empresario Jesús Lorenzo Bujaidar, intentará participar a través de diversas empresas ofertando la marca Lexmark. En otras licitaciones esta iniciativa ha sido rechazada por incluir cartuchos reciclados y rendir menos de la mitad de la capacidad solicitada. Así, este contrato que ronda los 28 millones de pesos ha sido ganado en los últimos cinco años por este grupo de empresas, cuando en el mercado se encuentran consumibles iguales hasta un 30% más barato y con calidad probada.

El viernes pasado el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), de Rogelio Jiménez Pons, anuncio que, el encargado de edificar el tercer tramo del Tren Maya será el consorcio conformado por las firmas Construcciones Urales, Azvi y Gami Ingeniería e Instalaciones, esta última parte de Grupo INDI, de Manuel Muñozcano, conglomerado mexicano con más de 40 años de experiencia en ramas como la construcción urbana, pesada, infraestructura y comercial, tiempo en que se ha encargado de obras como el muelle de Puerto Madero, Chiapas, el puente aeronáutico de rodamiento, en el Aeropuerto Internacional de Cancún, el estacionamiento Plaza de la República, en la CDMX, y la Terminal de Contenedores en Lázaro Cárdenas, Michoacán, entre otros. El proceso contó con la supervisión de la Función Pública, de Irma Eréndira Sandoval, para garantizar transparencia y legalidad, por lo que no se esperan inconformidades al respecto.

Confidencias es un esfuerzo colectivo de la Redacción de Forbes. Las informaciones o hechos relatados, producto de la investigación periodística y de trascendidos, no representan una postura de Forbes México.

 

Siguientes artículos

No coman ansias; habrá revocación de mandato, dice AMLO a ‘conservadores’
Por

Este sábado en diversos estados del país se llevaron a cabo manifestaciones para exigirle al mandatario federal su dimis...